¿QUÉ BENEFICIOS SE OBTIENEN AL MATRICULARSE EN UN TALLER LITERARIO?

Preguntas como esta, o tales como:
- ¿Es bueno matricularse en un taller literario?
- ¿Qué me aporta el matricularme en un taller literario?
- ¿Seguro que se puede aprender a escribir en un taller literario?

Preguntas similares y muchas más las he estado escuchando los últimos seis años, los que tiene de vida el taller.
A quienes me las hacían, bien por correo electrónico, bien por teléfono, traté de sacarles de dudas lo mejor que supe o pude.
He de decir que, como tallerista que fui durante más de ocho años en uno de los más antiguos aparecidos en la ciudad de Madrid, más dos cursos en una escuela de prestigio diré que:
1.- Los genios literarios, salvo muy raras excepciones no nacen, se hacen a base de esfuerzo y trabajo constante (al igual que cualquier trabajador en la disciplina que sea: para ser realmente bueno es preciso constancia y trabajo).
2.- En todas las universidades anglosajonas, los talleres literarios son una asignatura más en las facultades de letras.
3.- Cualquiera que sepa redactar medianamente bien, y que tenga inquietudes literarias, puede ser un magnífico alumno.
4.- A un taller literario hay que llegar con humildad y con el pensamiento de que se va a aprender, no creyéndose de entrada un Cervantes o mejor que el insigne alcalaíno porque será un pésimo alumno que no se dejará corregir, se aburrirá y entorpecerá las clases.
5.- Quizá este punto debí ponerlo en el 1º o 2º lugar. Escribir es: CORREGIR, CORREGIR, CORREGIR y CORREGIR, de tal modo que el texto quede pulido, tanto como una pista de patinaje por la que, el lector, deslice la vista y no se encuentre obstáculo alguno que le haga desechar la obra que tiene entre manos bien por aburrimiento, falta de comprensión, exceso de rimas...
6.- Y por último, para no aburrir como pongo más arriba, quien desee escribir, llegar a tener un estilo propio, debe leer mucho y bien, es decir: beber de los autores clásicos y contemporáneos pero no sólo ir a conocer el argumento, sino ver las figuras retóricas empleadas, el tono, el estilo, las formas de lenguaje... Es necesario hacer un estudio en profundidad e, incluso, intentar parecérsele (con los ejercicios de intertextualidad) y, cuando menos se lo espere, habrá llegado, si no a la cumbre, sí a empezar la escalada de esa montaña que, aunque parezca que no, se conseguirá con tesón.

Un saludo, Juana Castillo


Follow by Email

martes, 30 de marzo de 2010

In memoriam. Adiós a Miguel Delibes, escritor.

Imagen obtenida en Internet

Miguel Delibes, falleció el 12 de marzo de 2010, en Valladolid a los 89 años, según informó su familia. El escritor padecía un cáncer del que fue intervenido en los años noventa. Con su obra Delibes consiguió dar nuevo vuelo a la literatura española, postrada tras el rodillo de la Guerra Civil. Era el último gran referente de las letras castellanas del siglo XX. El legado literario de Delibes está surcado por el sentimiento amoroso, la desigualdad social y el contraste entre la vida en el medio rural y en la ciudad. (Pica sobre la imagen o el título).

Las alumnas y la profesora del Taller te recomiendan leer:



MIL SOLES ESPLENDIDOS de Khaled Hosseini

Sin lugar a dudas recomiendo su lectura, les aviso que van a sufrir de la primera a la última página, quizá yo me involucré más de la cuenta con la historia de estas dos mujeres. Pero cuando leo algo que sé que realmente pasó, o lo que es peor, como en este caso, está ocurriendo actualmente, pienso que es difícil no sufrir con lo que nos cuentan sus protagonistas, Mariam y Laila.


Ellas son afganas, aunque de diferente nivel cultural, sin embargo las vueltas de la vida hará que se encuentren y que, lo que podría ser una relación muy complicada, se convierta en el amor que puede existir entre madre e hija. En medio, una ciudad, Kabul, la cual vemos como se va embruteciendo cada día y ya el remate es la llegada de los talibanes, con prohibiciones tan absurdas como cantar, reír en público, ir las niñas al colegio, bailar o elevar cometas, entre otras que prefiero no recordar.
El libro está narrado de forma extraordinaria, te atrapa desde el comienzo, y pese al sufrimiento no lo soltarán hasta llegar al final.


Pepi Núñez Pérez

El humor no está reñido con la cultura.

Foto para currículum (por el día de la Mujer Trabajadora)

Una frase y una imagen: Thor Heyerdahl

Imagen obtenida en Internet

Hoy se podría definir el progreso como la facultad de la humanidad para complicar lo sencillo. Thor Heyerdahl.

¿Sabías que...

Imagen obtenida en Internet
... Cuando el gran poeta y escritor Víctor Hugo se encontraba visitando las cataratas del Rhin entró en un restaurante y, como no tenía ni idea del idioma alemán, decidió pedir el plato más caro para asegurarse de que sería muy bueno, así que eligió un "Kalaische nach Rheinfall"?
Al camarero le sorprendió bastante que el escritor no quisiera comer, sino tan sólo dar un paseo en calesa hasta las cataratas del Rhin que también se ofrecía en la carta.

Proverbio inglés

Imagen obtenida en Internet
Cuando apuntas con un dedo, recuerda que los otros tres dedos te apuntan a ti

Autores consagrados, poesía: Miguel Hernández

Imagen obtenida en Internet
Soneto final
Miguel Hernández



Por desplumar arcángeles glaciales,
la nevada lilial de esbeltos dientes
es condenada al llanto de las fuentes
y al desconsuelo de los manantiales.

Por difundir su alma en los metales,
por dar el fuego al hierro sus orientes,
al dolor de los yunques inclementes
lo arrastran los herreros torrenciales.

Al doloroso trato de la espina,
al fatal desaliento de la rosa
y a la acción corrosiva de la muerte

arrojado me veo, y tanta ruina
no es por otra desgracia ni otra cosa
que por quererte y sólo por quererte.

Autores consagrados: micro relato de Marcel Schwob

Imagen obtenida en Internet
Las tres carreras - Mimo XIII
Marcel Schwob
-Francia, 1867/1905-

Las higueras han dejado caer sus higos y los olivos sus aceitunas, porque algo extraño ha ocurrido en la isla de Scira. Una muchacha huía, perseguida por un muchacho. Se había levantado el bajo de la túnica y se veía el borde de sus pantalones de gasa. Mientras corría dejó caer un espejito de plata. El muchacho recogió el espejo y se miró en él. Contempló sus ojos llenos de sabiduría, amó el juicio de éstos, cesó su persecución y se sentó en la arena. Y la muchacha comenzó de nuevo a huir, perseguida por un hombre en la fuerza de su edad. Había levantado el bajo de su túnica y sus muslos eran semejantes a la carne de un fruto. En su carrera, una manzana de oro rodó de su regazo. Y el que la perseguía cogió la manzana de oro, la escondió bajo su túnica, la adoró, cesó su persecución y se sentó en la arena. Y la muchacha siguió huyendo, pero sus pasos eran menos rápidos. Porque era perseguida por un vacilante anciano. Se había bajado la túnica, y sus tobillos estaban envueltos en un tejido de muchos colores. Pero mientras corría, ocurrió algo extraño, porque uno después de otro se desprendieron sus senos, y cayeron al suelo como nísperos maduros. El anciano olió los dos, y la muchacha, antes de lanzarse al río que atraviesa la isla de Scira, lanzó dos gritos de horror y de pesar.

(En: Mimos, 1894, Siruela, Madrid, 1997)

A la hora de escribir los maestros opinan... Una reflexión de William Faulkner

Imagen obtenida en Internet


"El artista no tiene tiempo para escuchar a los críticos. Los que quieren ser escritores leen las críticas, los que quieren escribir no tienen tiempo para leerlas. El crítico también está tratando de decir: yo pasé por aquí”.

William FAULKNER

Invitación a la presentación de "Entre gozos y rebozos. Nostalgias del campo" (Para los que puedan asistir).

Deseo invitaros a la presentación del libro Entre gozos y rebozos. Nostalgias del campo; publicación de la que formo parte con el relato "En busca del agua".

Será el martes 27 de abril a las 17:00 horas en la Sala de Actos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). La entrada es libre.

sábado, 27 de marzo de 2010

Presentación, en Madrid, de la Antología de Cuento Breve "Recuentos urbanos" - 15 de Marzo de 2010

Susana Simón Cortijo lee el Prólogo de la Antología
obra del Dr. D. José María Villarías Zugazagoitia


Susana Arroyo Furphy lee su relato: En lo que cabe

Tania Furphy lee el relato de su esposo: Micos de Armani

Blanca del Cerro lee el relato "Mía" de la autora mexicana Sofía Cruz Castañeda

Juana Castillo, leo mi relato: El nacimiento del dolor

V Concurso de Relato Breve "José Luis Gallego"

La Asociación de Vecinos de Aluche y el Taller Literario Pluma y tintero de Madrid, convocan el V Concurso de Relato Breve "José Luis Gallego" –JUVENIL (de 12 á 17 años) y ADULTOS (a partir de 18 años)- con arreglo a las siguientes



Bases:


1.- Género.- Narrativo (relato, cuento, prosa poética, memoria, carta, diario, etc.).

2.- Tema.- Libre, aunque las acciones o sucesos del relato deberán situarse dentro del marco de un barrio en un sentido amplio: sus gentes, sus espacios, situaciones, anécdotas, sentimientos colectivos, etc. Los trabajos han de ser escritos en lengua española, ser originales, inéditos y no haber sido galardonados anteriormente en ningún concurso literario ni con otro premio o distinción.

3.- No podrán presentarse ni quienes hayan sido o son Jurados del mismo, ni autores ganadores en pasadas ediciones.

4.- Extensión.- La extensión de los trabajos presentados no será menor de dos páginas ni excederá de cuatro.

5.- Cada relato se presentará por duplicado (ORIGINAL Y COPIA los que se envíen por Correo Postal).

6.- Presentación.- Vendrán mecanografiados a doble espacio, a máquina u ordenador, e impresos por una sola cara en formato DIN A4, debidamente cosidos, grapados o encuadernados. Se deberá adoptar el tipo 12, modelo Arial o Times New Roman, para el tamaño de letra En la portada se pondrá, solamente, el título del relato.

7.- Premios*:

- Categoría JUVENIL:


1º premio: Miniordenador NETBOOK. Diploma.

2º premio: Disco duro multimedia. Diploma.

3º premio: Reproductor MP4. Diploma.



- Categoría ADULTOS:


1º premio: 600 € Diploma.

2º premio: Diccionario de la Lengua Española Ortografía de la Lengua Española Diploma.

3º premio: Diccionario de la Lengua Española. Diploma.


* Los trabajos premiados serán leídos por sus autores en la emisora de radio Onda Latina (www.ondalatina.es), así como alguno de los finalistas que sea considerado de interés.


8.- Plazo de presentación.- El plazo de presentación se abre el 12 de febrero de 2010. La admisión quedará definitivamente cerrada el 31 de marzo de 2010, considerándose recibidos dentro de plazo los trabajos que, enviados por correo certificado, ostenten en el matasellos postal una fecha no posterior a la mencionada.

9.- Los originales se presentarán:

* En mano en la Asociación de Vecinos de Aluche en el horario de atención al público.

** Por correo certificado. En el sobre, sin remite, se hará constar:

Para el V Concurso de Relato Breve "José Luis Gallego"
Categoría JUVENIL ó ADULTO (según corresponda)
Asociación de Vecinos de Aluche
C/ Quero, nº 69 – Bajo
28024 - Madrid (ESPAÑA)

En el interior del sobre, que deberá venir cerrado, además del relato (por duplicado), se incluirá una plica, o sobre también cerrado, que contenga: en el exterior, sólo el título del relato y la categoría; dentro, en un folio, se especificará: el título del trabajo, nombre y apellidos del autor/a, domicilio, teléfono y correo electrónico si lo tuviera, así como una breve biobibliografía del autor/a. También se incluirá fotocopia del DNI o pasaporte.

*** Por e-mail. Se enviará un correo con dos archivos adjuntos: Uno con el título del relato, ejemplo: El mar-Categoría JUVENIL-1.doc. Otro con los datos del participante, ejemplo: El mar-Categoría JUVENIL-2.doc. Ó: Uno con el título del relato, ejemplo: El mar-Categoría ADULTO-1.doc. Otro con los datos del participante, ejemplo: El mar-Categoría ADULTO-2.doc. Enviarlos a: plumaytintero@yahoo.es

10.- Jurado.- Personas del ámbito de las letras y de la Asociación de Vecinos.

11.- El fallo del Jurado se dará a conocer por los medios de comunicación de AVA y, de modo expreso y personal, a los autores de las narraciones premiadas. 12.- Las entidades convocantes se reservan los derechos sobre la primera edición de los relatos premiados que se publicarán en la página Web de la Asociación y en el blog del Taller Literario, sin que por ello devengue derecho económico alguno para los autores, a quienes se les reconoce la propiedad de su obra. Si fuera objeto de posteriores publicaciones, habrá de reseñarse que ha sido distinguido con el 1º, 2º ó 3er. Premio en el V Concurso de Relato Breve "José Luis Gallego", convocado por: AVA de Aluche y el Taller Literario Pluma y Tintero. Las entidades convocantes podrán publicar también recopilaciones de las obras premiadas para fines de divulgación cultural. Así mismo, los relatos finalistas serán publicados en el blog del Taller: http://tallerdeescrituraplumaytintero.blogspot.com/

13.- Los originales no premiados serán destruidos.

14.- El premio podrá declararse desierto si no se llega al nivel exigido.

15.- Los premios se entregarán el día 22 de abril de 2010 en el “Centro Cultural Fernández de los Ríos”, calle Camarena número 10. La hora (aún sin especificar) se dará a conocer oportunamente. Los galardonados deberán presentarse a la recogida de premios en el momento de entrega de los mismos o delegar en una segunda persona. En el caso de no presentarse perderán su derecho al mismo.

16.- La participación en el concurso supone la plena aceptación de las presentes bases. No se mantendrá correspondencia alguna con los participantes.


Madrid, 11 de febrero de 2010

viernes, 26 de marzo de 2010

Colaboraciones externas. Un poema para pensar en lo pronto que nos olvidamos de...

Imagen obtenida en Internet del Terremoto en Haití

FENOMENO NATURAL
José Arrabal Luque


Se estremeció la tierra y derrumbó el mecano,
aplastando en su caída a los de siempre.
A los que nunca ganan, a los que todo pierden,
a los pobres más pobres de los seres humanos.

La tierra tembló, y abrió la eterna herida
de antiguas cicatrices mal cerradas,
cobrándose tributo de sangre derramada
de los parias de siempre, de sus vidas.

Tembló la tierra, y su temblor sangriento,
provocó tal alarido, que los oídos sordos se entreabrieron
ante tanto dolor, tanto tormento
y fue a prestar su ayuda, el mundo entero.

Apenas pasó el tiempo. Los ecos del temblor, difuminados.
Otras noticias ocupan ahora la portada.
Del alarido y del lamento, apenas un murmullo, apenas nada.
Por la prestada ayuda, el corazón del mundo sosegado.

Más de cien mil muertos, centenares de miles los heridos,
Su infancia abandonada, huérfana, perdida.
Su país devastado, hundido, masacrado
Y la herida de nuevo, sangrando como siempre, mal cerrada.
________
Este poema de José Arrabal y la imagen elegida por mí, Juana Castillo, no sólo (a mi entender) aluden al terremoto de Chile y/o Haití, sino a todas las catástrofes naturales que nos han asolado durante los tres primeros meses de este año.

Un espacio, un personaje. Relatos de las alumnas del Taller

Imagen obtenida en Internet
Doña Clementina
Pepi Núñez Pérez

Desde que la niña murió, la vida de Doña Clementina se hizo aún más triste y monótona de lo que ya era. El invierno se le hizo interminable, apenas si fue al pueblo un par de veces, el resto lo pasó muerta de frío junto a la chimenea, intentando bordar, aunque a veces sus ateridos dedos no le obedecen.
Cuando llegó la primavera, una mañana, al ver que la escarcha ha desaparecido gracias a los rayos de sol, se decide a bajar al huerto. Pasea junto a los ciruelos, se fija en el tronco de uno de ellos y le parece ver un trozo de tela que asoma junto al árbol, se agacha y mueve un poco la tierra, allí encontró a la muñeca Pipa. La tomó con todo cariño y miró la rama seca que, después de permanecer el largo invierno bajo tierra, se encuentra rota. A pesar de ello, a Doña Clementina le parece hermosa, como si la mirase con los ojos de la niña. Se volvió a contemplar la ventana donde ésta solía asomarse, pero desde su muerte permanece cerrada. Tomó con sumo cuidado la frágil ramita con su tela descolorida por la humedad, y se encaminó a su casa. Subió a su dormitorio, en la cómoda buscó un pañuelo de seda, lo extendió sobre su cama y, con toda ternura, colocó a Pipa y la guardó en su armario. Después se sentó en el borde del lecho a pensar en lo que era su vida. Dios no le dio hijos. Su marido, un médico que con el paso del tiempo, se ha convertido en un hombre amargado por llevar tantos años en aquel pueblo, el cual, ya pocos recuerdan. Él no le permite tener amistad con nadie. Le comenta que ellos pertenecen a otra clase, no pueden mezclarse con aquellos campesinos, según él, ignorantes. Pero ella, durante toda la mañana y la tarde está sola en aquel enorme caserón. Cuando él vuelve, apenas habla, y después de la cena se pone a leer el periódico.
Recordó la noche en que le prohibió visitar más a la niña, al tiempo que le dijo, con toda frialdad, que la pequeña se iba a morir, que sus padres no tienen dinero, y que era lo mejor para todos. Piensa que ella fue cobarde, debió decir que, con sus ahorros, le podía pagar los medicamentos a la niña, pero no se atrevió a enfrentarse a él. Se sintió culpable de la muerte de la pequeña. Hasta ese momento se negó a pensarlo, pero ahora, es consciente de que, ya que su marido como médico no hizo nada, ella sí que pudo haberlo hecho. Las lágrimas se deslizan en silencio por sus mejillas. Se siente la persona peor del mundo. Se levanta, abre el ropero y saca el pañuelo que guarda la ramita seca, la abraza, como le hubiese gustado abrazar a la pequeña de rostro pálido y largas trenzas de cabellos apagados. Pone el envoltorio sobre la cama y baja la vieja maleta que lleva años sobre el armario. Empieza a sacar diferentes piezas de ropa y las coloca con cuidado en su interior, cuando ya está todo, encima de la ropa, pone la muñeca, cierra la maleta y se dirige a la cocina. Allí, dentro de una alacena disimulada tras unas latas, está la vieja caja donde esconde el dinero heredado de sus padres, lo saca todo y lo guarda en su bolso, es bastante, del otro, del que ha ahorrado del sueldo de su marido, de ese no quiso ni un céntimo.
Se fue al baño. Peinó su pelo, ya con algunas canas, y se refrescó la cara. Después quiso dar una última vuelta por cada habitación. De la salita se llevó las fotos de sus padres; de su dormitorio, la pequeña manta tejida por su difunta hermana; de la cocina, un hermoso mortero de hierro recuerdo de su tía. Todo lo puso en una bolsa. Empezó a bajar las escaleras con la maleta en una mano y la bolsa grande en la otra. De pronto recuerda todas aquellas hermosas sábanas y manteles que bordó durante tantos años sentada en el huerto. Sube por ellas, las coloca en otra bolsa y busca un papel donde escribe: Para que tengan un recuerdo de su vecina Clementina.
Se acerca a la puerta de la familia Mediavilla, y se las deja sobre un destartalado banco. Regresa a su casa, toma de nuevo la maleta y la bolsa y se encamina por el sendero que la lleva a la parada del viejo autobús, el que siempre pasa a las doce. Respira profundo, se dice que aún no es tarde para empezar a vivir una nueva vida. Seguro que hay muchas niñas enfermas en la ciudad a las que ella podrá cuidar y ayudar.
Por primera vez en su vida piensa que aún puede ser útil y libre de hacer lo que quiera.

Intertexto inspirado en: "La rama seca" de Ana Mª Matute - Pepi Núñez 5/5/09

Un espacio, un personaje. Relatos de las alumnas del Taller

Jardín botánico Molino del Inca - Torremolinos - Málaga
La realidad de los sueños
Isabel Fraile Hernando



Todos los días, Daniel, el encargado del botánico, hace sonar la campana diez minutos antes del cierre para que los turistas abandonen el jardín. Cuando queda vacío, el hombre de tez morena, cabello cano, cejas pobladas y hombros caídos, recorre los senderos que cruzan el parque. Marcha pausado entre las columnas verdes de diferentes especies que flanquean los caminos.
Al laberinto de aligustre, lugar preferido por los foráneos, se accede nada más subir la escalinata, en el centro del laberinto una impresionante araucaria luce los siglos de su edad.
En más de una ocasión ha encontrado, en los bancos que rodean el interior del vericueto, bolsas de patatas fritas o frutos secos, latas, y alguna que otra botellita de plástico, olvidada por las parejas que eligen la intimidad de los setos para arrullarse como palomos.
Tras cruzar uno de los puentes de madera, que se mueve bajo sus pasos, algo más alto y a la izquierda, se halla el primero de los tres miradores desde donde se observa alguna de las fuentes, cascadas y estatuas de la quinta.
“Esta es, piensa, la mejor hora del día”. En su caminar silencioso le acompaña el dulce gorgoteo del agua que circula por todos lados con libertad canalizada.
A la derecha se encuentran las cárceles de los pajarillos, rebosantes de vida. Aunque se anuncia la prohibición de alimentarlos, o precisamente por eso, en el suelo se pueden ver restos de comida, migajas que él recoge mientras farfulla entre dientes.
Para el hombre este es su Paraíso, una burbuja suspendida en el tiempo. Fuera, a escasos metros de la tapia, el paisaje cambia de forma abrupta. La maleza se disemina rodeando las paredes encaladas del vergel como un invasor a la espera.
Daniel, lobo de mar impenitente, recaló en el pequeño pueblo costero tiempo atrás. Lo suyo fue amor a primera vista. Sin explicarse aquella fuerte atracción por el entorno verde, se convirtió en felino.
En aquella conversión puso su grano de arena, sin proponérselo, una mujer. Candela.
Ocho años antes. Medio día. Daniel enfila una calle cualquiera de la población en busca de alojamiento. Hace meses que no pisa tierra firme y eso desestabiliza su marcha. Alguna de las personas con las que se cruza le miran, tal vez pensando que el hombre está ebrio.
El sonido de su estómago avisa la hora. La calle no es muy ancha, pero sí empinada. Las casas blancas, son las típicas de un pueblo mediterráneo, con naranjos jóvenes plantados a lo largo de las aceras. Hasta allí aún no ha llegado el desorden urbanístico.
Unos metros más arriba, a la izquierda, el rótulo de un bar. La botica. En la puerta de al lado se puede leer Pensión, de la hoja cuelga un cartel: “Habitaciones libres”.
En el bar apenas unos pocos clientes, tras la barra está Candela. Es morena, de pelo rizado y ojos grandes como almendras. Se dirige a Daniel con una sonrisa que muestra unos dientes algo desiguales pero muy blancos.
-Buenos días. ¿Qué va a tomar?
Primero pide una botella de agua. Hace tiempo que dejó el alcohol, él no es de esos marinos que visitan los bares y tienen una mujer en cada puerto. Luego, tras comprobar los letreros que anuncian los platos, se decide por algo de carne.
-Si quiere puede sentarse, le serviré en un momento.
Mientras ella trastea en la cocina, se acomoda en una de las mesas cercana al ventilador, lejos de la puerta.
El momento pasa rápido y ya tiene la comida frente a él.
-Que aproveche.
-Gracias.
Así fue su primer encuentro. Después, a lo largo de los meses, surgió la amistad.
Llegaron las confidencias. Sin apenas darse cuenta se acostumbraron el uno al otro, la soledad hizo el resto.
La noche ha caído sobre el botánico. Daniel cierra la puerta del jardín y se dirige a la casa que comparte con Candela. Un día más, todo está en orden. Mientras, cada vez más cerca, la maleza rodea el vergel.

Un espacio, un personaje. Relatos de las alumnas del Taller

MELLERY
Zulma Fedrizzi


Delante, las hogueras del pueblo natal que la rechazaba.
En medio, el bosque. Lo más parecido a un hogar que había tenido.
Detrás, una fuerza invasora. Un puño creador de masacres. Un reguero de humo y chozas destruidas.
Criada a destajo por su tío, usada para cuidar las porquerizas de la granja y ahora regalada a un viejo molinero renegado que haría de ella un juguete de sus últimos años. Huyó de eso, por milagro, paradójicamente, por acción de la gran fuerza de odio y guerra traída por los invasores, que no eran peor a muchas fuerzas que moraban en su pueblo. Nada en ese pueblo andrajoso. Estaba más agradecida a los conquistadores que a ningún otro espíritu por su accionar. Fue su única salvación ante un destino ya marcado de antemano por su tío.
El bosque. Ese terreno era como la palma de su mano. Lo misterioso para otros no lo era para Ella. Seguiría viva, como siempre, como hasta ahora, desde que abrió sus ojos en esta realidad.
Pasaron un par de lunas y decidió investigar los alrededores. No captó mucho movimiento. Fue al río. Siguió su orilla hasta sentir el rugido de las pequeñas cataratas cerca. El agua y sus arco iris en las rocas del fondo. Sus pies sobre el lecho de piedras redondas y negras. Era un río hermoso, extraño. Nunca lo llamó por su nombre. El Norte, pero eso era poco para él. Un nombre ralo. Para ella era Katempory, el inestable, el tempestuoso, con grandes crecidas y furiosos estiajes. Katempory.
A lo lejos divisó una silueta desvanecida cerca de la orilla opuesta. Precisó su visión con ayuda de su mano izquierda, con igual resultado. Un bulto no muy grande. Tenía que ir. Con sus zapatos en mano y la rústica pollera sujeta, cruzó el río por una parte más baja. Utilizó grandes piedras a modo de puentes de ayuda y se detuvo cautelosa frente a la mancha grisácea. Secó sus pies con la pollera, se calzó los viejos zapatones de cuero y madera. Caminó en derredor de la figura, inerte, su cara semi-escondida contra la orilla arenosa. Cuando se dio cuenta de que era una mujer se apresuró a ir en su ayuda. Se sentó junto a ella y tomó su cara con las manos, no se veía herida pero respiraba con dificultad. Le bajó la capucha y descubrió un rostro muy anciano con un cabello blanco trenzado. Colocó su cabeza en su falda y comenzó a hablarle acarició su frente para aliviarla un poco. Allí se quedó un gran tiempo, sin respuesta alguna.
- ¿Se encuentra usted, bien? -Dijo Mellery, con suavidad. La anciana tan solo movió sus ojos y repitió algo en voz muy baja-. Tal vez usted vino con los extranjeros, y no habla mi lengua, pero ya encontraremos cómo comunicarnos.
- Tú siempre te has comunicado bien conmigo, Mellery.
- ¿Sabe mi nombre? ¿Estaba en Lett, mi pueblo, sin yo saberlo?
La anciana se sentó a su lado y tomó sus manos entre las suyas, rugosas y frías.
- Si y no. Siempre estuve aquí en el bosque, desde antes de que tú nacieras. Te he visto crecer bajo estas frondas, correr y nadar en el río. Te he visto llorar, te he visto…
- Discúlpeme, entonces, ¿por qué nunca lo noté y tal vez estuve cerca de su propiedad sin permiso?
- Todo el bosque es mi hogar y no es propiedad más que de sí mismo.
- Pienso igual, pero… ¿Dónde vive?
- Aquí y allá, como tú ahora.
- De seguro que me ha visto por todas partes. Pero siempre elijo la cueva cerca de la cascada para pasar la noche, me siento segura allí. ¿Cómo está? ¿Qué le ocurrió?
- Estoy bien pero necesito que me ayudes con algo. Ven conmigo...
Mellery ayudó a la anciana a pararse y se internaron en el bosque. Fueron hasta un claro donde la anciana era habitante de una pequeña choza humilde y muy iluminada. Se sentó en una diminuta silla junto al hogar y le indicó la leña para encenderlo.
– Esto es algo común para mí.
- ¿Cuidar a alguien?
- No, encender el fuego de otros. Lo he hecho siempre y nunca disfruté sus llamas.
- Aquí no será igual, por el tiempo que decidas quedarte.
Mellery, la miró, se dibujó una sonrisa y se sintió bien con la propuesta.
- ¿Podría quedarme aquí?
- Sí, si no te es molestia estar con una vieja...
- Gracias ¿Cómo sobrevivió a los invasores?
- No me ven -sus ojos hablaron antes que sus labios-. No me ven, como a una amenaza, susurró riendo.
- ¿Necesita algo del boque?
- Bayas de serbal, trae cuántas encuentres.
- Sé de un lugar que conozco bien, ¿Nada más?
- Por ahora, no. Luego veremos...
- ¿Podrá quedarse sola?
- No te preocupes y vuelve sana y salva.
Mellery corrió como el viento y juntó cuantas bayas entraron en su pollera andrajosa. Su vida cambia, muta. ¡Cuánto le gustaba conversar con alguien! ¡Tener un lugar dónde cobijarse! Juntó también un ramito de flores salvajes y las acunó un momento. Le pareció sentir pasos y se escondió. Los invasores instalados del otro lado de los cerros. De vez en cuando aparecían a buscar leña y cazar ciervos. Eran un grupo de cinco o seis. Mellery, no se movió hasta verlos lejos. Luego corrió. Encontró la cabaña. Golpeó la puerta.
- Adelante, niña, es tanto tu casa como la mía. ¡Adelante!
- Gracias, no estoy acostumbrada a...
- ¿A que te traten bien?
- Mira usted dentro de las almas, ¿no es así?
- ¿Te asusta?
- No. He visto lo peor reflejado en otros ojos, los suyos son extrañamente familiares y suaves. Su mirada abarca el bosque. Usted me agrada.
- Para quedarte debes hacer algo antes. No dudo de tu idoneidad, pero puedo equivocarme.
Mellery, se volvió.
– Tal vez nunca pueda estar en ningún lugar.
- Tal vez eres más que eso, eres más que una niña usada para criar cerdos.
- ¿Cómo lo sabe? Ya sé, leyó mi alma...
- Ven siéntate junto a mí. Cuéntame algo que no sepa.
- No sé qué no sabe.
- Bueno, con tiempo te darás cuenta. El agua hierve, ve y coloca las bayas en ella.
Mellery buscó las bayas, las limpió en una palangana y las fue poniendo de una en una en el agua en punto de ebullición. Les dio las gracias por brindarse, por estar allí para ellas. Cuando colocó la última las contempló saltó en una danza en el agua con ellas.
- ¿No es demasiada agua?
- Es la medida justa y tú lo has hecho a la perfección.
- ¿Me quedaré, entonces?
- Sí, si lo deseas.
- Gracias. ¿Me contarás para qué es?
- Mira y verás, es algo delicioso y especial. Muchos te dirán que es para protegerse de las Hadas Malignas. Pero esto es solo cuento -sopló sobre el agua muy caliente, el líquido se transformó en una jalea espesa y azulada–. Sácalo del fuego. Cuando se enfríe lo beberemos.
- ¿Para qué sirve?
- Cura enfermedades y te mantiene joven.
Mellery comenzó a reírse.
- No te rías, si supieras mi edad... Verías que no miento.
- ¿Qué hacía en el río?
- Te esperé. Era una prueba para ti.
- ¿Qué cosa?
- Ver cómo actuabas. Te quedaste conmigo me diste lo único que tienes.
- Que, ¿es...?
- Tu ternura. El río me habló de ti, es un buen amigo tuyo. Me dijo que eras de confianza, pero tenía que comprobarlo por mí misma.
Se sirvieron y paladearon un sabor único, suave y ligeramente ácido. Parecía alimentar algo más que su cuerpo.

Un espacio, un personaje. Relatos de las alumnas del Taller

Lago de Proserpina - Imagen obtenida en Internet
MI QUERIDO PAISAJE
Consuelo Gómez González




Van pasando los años y, a pesar de ello, el pellizco, ese aletear de mariposas en el estómago, el mismo que notas cuando estás enamorado, se asienta en el interior de Marina. Se emociona.
Desde aquel 2 de noviembre que, con sus padres, salió de su pueblo para ir a vivir a Madrid, ha venido año tras año a visitar a sus abuelos y hoy, cuando ellos ya no están, a pesar de las grandes ausencias, lo revive de nuevo. Sonríe al recordar aquella madrugada cuando, al acercarse el tren a Madrid, lo confundió con un cielo llenito de estrellas. Le contaron enseguida que eran las luces de Madrid de noche pero, en su recuerdo, aparece como el primer día.
Han dejado atrás la autopista y, ya en la carretera comarcal, el paisaje tan familiar y tan querido se presenta magnífico. Hoy, un día de otoño, aún cálido en estas tierras extremeñas, Marina puede ver, incluso con los ojos cerrados, cada palmo de los ocho kilómetros que la separan del pueblo.
Va dejando a su paso los queridos canchos, rodeados de encinas a un lado y otro de la carretera. Le acompañan durante buena parte del camino, hasta encontrar a la derecha la valla de madera que se abre para dejar paso a Proserpina, una gran laguna que llaman familiarmente charca. A la izquierda la estación de Aljucén, donde para el tren de ida y vuelta de Mérida a Badajoz. Es quizá de las pocas estaciones de ferrocarril que, por encontrarse en el campo, se libra de ser modernizada y conserva todo su encanto.
Le siguen las eras, donde todavía se puede ver algún aldeano arar, a la caída de la tarde, los campos sembrados de trigo y las viñas que, hasta donde se pierde la vista, están rebosantes en espera del momento de la vendimia.
Al pasar el puente del río Aljucén, que se anuncia con una colcha de juncos verdes y filas de adelfas desiguales y llamativas como si fueran las guardianas del río, recuerda con nostalgia aquellos momentos vividos aquí que, sin duda, fueron los mejores de su adolescencia.
Era por aquellos años una niña extremadamente delgada y no muy alta que, por esto mismo parecía más pequeña de lo que era. Casi siempre llevaba trenzas, unas largas trenzas rubias que enorgullecen a su madre tanto como le molestan a ella. “Menos mal que eso se arregló”, cavila. Hoy, quizá por aquellas trenzas, lleva siempre el pelo suelto.
Durante las vacaciones del colegio, todos los veranos sin faltar uno, vuelve para pasarlo aquí, desde el primer día hasta el último. Los paseos por la carretera hasta los canchos, donde las horas parecen segundos y siempre acababan riñéndole por llegar tarde a casa. Los baños en el río después de haber escuchado con mucha prisa y aparente atención las advertencias de su abuela. “Quién pudiera escucharla de nuevo”, piensa con tristeza.
- Ten cuidado con el agua y con las compañías.
- Sí abuela, descuida.
Ya se ve la entrada al pueblo. Las flores silvestres consiguen, con su abundancia y su perfecta colocación, que la carretera parezca una alfombra gris que llega hasta él, rodeada de color y olor a campo. Giramos a la derecha para tomar la glorieta que nos introduce en sus blancas calles. Hemos llegado.

domingo, 21 de marzo de 2010

Un espacio, un personaje. Relatos de las alumnas del Taller

Imagen obtenida en Internet
LA HABITACIÓN
Adriana-Cecilia Salcedo Jaramillo


El dormitorio de Margot tiene una magia poco usual. De hecho, fue inventado de una manera singular.
Ya el departamento es bastante grande, sobre todo la sala y el comedor que, sin tener división, se ve como una cancha de fútbol o una pista de baile. Las cuatro habitaciones, amplias y cómodas, ocupadas por sus tres hermanos y ella.
La preocupación y la alegría a la vez, nacieron con la evidencia de la llegada del menor de sus hermanos. Un año fuera del país resaltaba los ánimos de todos.
Después de darle varias vueltas al asunto, era claro, faltaba un dormitorio. Salió la gran idea, y Margot la propuso en casa. Todos se pusieron en campaña, levantaron una pared de un material ligero. Cosa de sacarla rápidamente por si el dueño de casa se opusiera con la propuesta, pero Don Mario dio el visto bueno. Con tal de darle una mano a su arrendataria, aceptó complacido.
La sala quedó acogedora. Y la quinta habitación, la de Margot, se mostró como si fuese la principal del departamento.
Pintó la pared nueva de un amarillo ocre, las otras tres paredes quedaron de color blanco. Consiguió un sofá cama que, al estirarlo, quedó como un buen colchón al ras del piso, también obtuvo un velador con algunos cajones. Su ropa era la interrogante. Tomó la maleta de siempre y allí guardó su vestimenta. Al cubrirla con una cobija hecha por manos mapuches, de diversos colores, le dio un encanto especial a su entorno. Mirando hacia la pared nueva, instaló su escritorio, el computador y, al costado, su lámpara de sal que, al llegar la noche, ilumina todo como una vela sin flamear.
El departamento quedó llenito a la llegada del menor de sus hermanos que, siendo muy joven, aprende a dibujarse como hombre, al igual que los demás.
Al contrario de Margot. Fue mujer adulta desde que lo recuerda.
Cuando el silencio acoge al descanso de todos, es cuando ella cierra su puerta. En una especie de rito, abre las cortinas gruesas, las amarra con alguna piola que encuentre por ahí y, al sentarse en su cama, prende una vela flameante y la lámpara de sal, un incienso le acompaña. Observa por el ventanal la noche santiaguina. Más de una lágrima se le escapa de aquellos ojos color café, su pelo largo y desordenado enmarcan el rostro angular, y su boca amplia a veces sonríe. Le ríe a la vida, y lagrimea sus desalientos. Al dormir se acurruca como una recién nacida, tratando de recuperar una niñez ausente.

21 de marzo, Día Internacional de la Poesía.

Imagen obtenida en Internet
Tanka japonés


¿No es esa la luna?

Y la primavera

¿no es la de entonces?

Siendo sólo yo

el mismo que era.

(Trad.de Antonio Cabezas)
__________________
Ise Monogatari.- El Ise Monogatari (伊勢物語, Ise Monogatari?), es una colección japonesa de relatos cortos acerca del poeta Ariwara no Narihira era nieto del Emperador Heizei y, aparentemente, no es mencionado en el texto, aunque sí lo hace de una manera muy velada en la forma de un enigmático Coronel Zaigo (在五). (Para saber más picad sobre el título).

21 de marzo, Día Internacional de la Poesía.

Imagen obtenida en Internet
SIENTO NECESIDAD DE GRITAR
Odia Ofeimun





Siento la necesidad de gritar en el papel
la decadencia del aire
roza el pétalo de hierro
mi voluntad para sobrevivir
urdimbres de días irremediables
soles sin despertar.
Siento la necesidad de gritar
mis pulmones secos
hasta que las arenas se enciendan en mis venas
hasta que el rebelde que me habita pruebe los pólenes de otra sabiduría.
Siento la necesidad de gritar
las pesadillas cortantes como tijeras
escondiéndose tras máscaras
ancestrales de ilusiones,
tallaron el deseo de escapar
sí fuese por un día
del beso-cuchilla–de-segueta- de la realidad.
¡Gritar! Deseo gritar
mi rechazo a permitir que la infamia ácida de estos días sea aplastada bajo mi fe
en las huellas de la aurora por venir.
Y la Tierra
en la oscuridad de sueños incinerados
rebosa mi copa con pólenes
de exaltada sabiduría.


Traducción de Raúl Jaime Gaviria
__________
Odia Ofeimun nació en Iruekpen-Ekuma, Nigeria, en 1950. Trabajó como obrero en una fábrica, y como reportero de noticias. Estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Ibadan. Ha sido Secretario General y Presidente de la Asociación de Autores Nigerianos. En 1989 fue miembro del Comité Editorial de The Guardian, en Lagos. Desde 1995, ha sido Presidente del Comité Editorial de los semanarios The News y Tempo. Ha publicado varios libros de poesía, entre ellos A Handle for the Flutist and other poems, A Feast of Return Under African Skies y Dreams at Work and other poems.

21 de marzo, Día Internacional de la Poesía.

Imagen obtenida en Internet
UNA ROSA LLAMADA PAZ
Françoise Marie BERNARD

Una rosa tiernamente llamada Paz
vive en mi jardín de poetas,
donde Mistral y Daudet
hacen en versos, la charla…

Cada vez que la admiro, grande y bella,
embellece mis jornadas y me da aliento para reír.
Con su amarillo rosado, me invita, dulce centinela,
a saborear fragrancias de paz y me dice… "¡Respira!..."

La rosa es un himno al amor
y por sus pétalos, ella es igual a un libro
donde se esconden bellos cantos de paz
para el ser humano en serenidad,

Una rosa llamada Paz encanta mi corazón
y convidará, en una nube de flores, a Hugo y Balzac
en una ronda de versos encantadores,
murmullo de ondas haciendo eco…

Solitario y soñador, Rimbaud les reunirá
en este jardín de rosas, donde Ronsard ya
recitó su oda soñando la bella emoción
de su mona, y en el lugar de más brillo…

Hombres de Letras que nos regalaron un paseo
por mi jardín de colores y silencios,
gustando los placeres de la paz, y en alborada,
pintando al cotidiano con tolerante humanidad…

Poetas que han dicho sobre las provincias y París,
y las horrorosas guerras y la paz…
Mi jardín de rosas donde tomo mi inspiración,
mi refugio poético para todas las formas de paz…

Françoise Marie BERNARD
El 15 de Octubre de 2009
FRANCIA
Corregido por Ernesto Kahan
---o0o---
Mi versión original en francés

UNE ROSE NOMMEE "PAIX”

Une rose tendrement nommée " Paix "
Trône dans mon jardin de poètes,
Où Mistral et Daudet
Font, en vers, la causette...

Chaque fois que je l'admire ; grande et belle ;
Elle embellit mes journées et m'encourage à rire.
De son jaune rosé, elle m'invite ; douce sentinelle ;
A savourer ses fragrances de " Paix " et me dit " Respire ! "

La rose est un hymne à l'amour
Et par ses pétales, elle est pareille à un livre
Où l'on cache de beaux chants de " Paix ", pour qu'un jour,
L'Etre Humain illumine sa vie de sérénité ; à en être ivre…

Une rose nommée " Paix " enchante mon cœur
Et conviera, dans un nuage de fleurs, Balzac et Hugo,
Dans une ronde de vers aussi charmeurs
Que le murmure de l'onde, leur faisant écho…

Puis, solitaire et rêveur, Rimbaud les rejoindra
Dans ce jardin de roses, où Ronsard déjà
Récita son ode, songeant au bel émoi
De sa mignonne, dans ce lieu plein d'éclat…

Ces Hommes de Lettres nous offrirons une promenade
Dans mon jardin de couleurs et de silence,
Goûtant aux plaisirs de la Paix, et par une aubade,
Peignant au quotidien une humanité tolérante…

Ces poètes ont conté nos provinces et Paris,
Mais aussi les affreuses guerres et la Paix…
Et ce jardin de roses où je puise mes vers aujourd'hui
Est mon refuge poétique pour toutes les Paix…

Françoise Marie BERNARD
Le 15 octobre 2009
France

21 de marzo, Día Internacional de la Poesía.

Antonio María Esquivel: "Los poetas contemporáneos"
Una lectura de Zorrilla en el estudio del pintor
OUSADAS INCURÇÕES
Donizeti Sampaio


Poetas! Vós que sois os pioneiros
Representantes diretos da beleza
E, do amor estrugido os corações
Fale-nos um pouco de devaneios
Da condução da alma turquesa
Que irradia emoções.

Também, narre-nos com acalantos
E a necessária frieza
Das espetaculares inspirações.
Mesmo que vos façam prantos
De maiores sutilezas
Para ousadas incursões

Não permitam que algum incógnito
Vindos da esperteza
Inibam as soluções.
Julgando ser indômito
Ao se deparar com a nobreza
De suas definições.

E, traga-nos o delírio
De se fazerem presentes
Em suas belas citações.
Para aliviar-nos do martírio
Perturbador inconseqüente
De algumas situações.

Enquanto passam pela vida
Sacudindo os mortais
Apregoem objetivar
Na passagem definida,
Se transformarem em imortais
Eternizando o rimar.

________________
Donizeti Sampaio
08-mai-08

21 de marzo, Día Internacional de la Poesía.

Imagen obtenida en Internet
DULCE TIERRA
Ady Yagur


Dulce tierra,
¿qué me has hecho
si mi vida es de eterno amor
y mis ojos miran al cielo?
¿Por qué tiemblan tus entrañas
junto a una niña de cabellos negros
que llora desesperada
entre piedras que se miran en silencio?
Tierra mía
dime:
¿Por qué has herido a mi alma
si soy tan solo un guerrero
que ha abandonado su espada
entre nardos invisibles
y caminos espectrales?
Tú me has traído a tu seno
y no sé por qué el VERDE
se ha vuelto tan tenue.
Deja que estos mártires sufridos
vuelvan a ser lo que han sido
libres por el camino de la vida
tomados de la mano de un ángel.

In Memoriam de Howard Zinn

Imagen obtenida en Internet

Howard Zinn (1922-28-I-2010), historiador de la Universidad de Boston, activista político, temprano opositor a la intervención estadounidense en Vietnam y uno de los principales críticos del presidente de la Universidad de Boston, John Silber, ha muerto de un ataque al corazón en Santa Mónica (California) durante un viaje, según ha comunicado su familia. Tenía 87 años. (Pica sobre la imagen o, también en este enlace: http://www.escueladeletras.com/bagdad/Muri%F3_Howard_Zinn_el_historiador_que_desafi%F3_al_establishment-_Por_Mark_Feeney/1717.html)

In Memoriam de Jerome David Salinger

Imagen obtenida en Internet

Jerome David Salinger (1919-2010).- Escritor estadounidense conocido principalmente por su novela El guardián entre el centeno, que se convirtió en un clásico de la literatura moderna estadounidense casi desde el mismo momento de su publicación, en 1951. La publicación de El guardián entre el centeno supuso un escándalo en la sociedad estadounidense que por aquél entonces se aferraba a los valores del «sueño americano», en el que todo se presentaba como posible, y la visión del protagonista acerca de la hipocresía social, el sexo, el alcohol, las drogas, la prostitución etc. Todos asuntos sobre los que no se hablaba abiertamente, y menos aún con el lenguaje puesto en boca de un adolescente... (Para saber más del autor, pica sobre el título. También podéis encontrar más en: http://www.escueladeletras.com/actualidadliteraria/El_final_del_pez_pl%E1tano:_Muri%F3_Jerome_David_Salinger_en_New_Hampshire/3361.html).

In Memoriam de Tomás Eloy Martínez

Imagen obtenida en Internet
Tomás Eloy Martínez (Tucumán, 16 de julio de 1934 - 31 de enero de 2010) fue un escritor y periodista argentino, además de guionista de cine y ensayista. (Pica sobre el título para saber más del autor).

domingo, 14 de marzo de 2010

Presentación de la Antología de Cuento Breve "Recuentos urbanos"


Mañana, 15 de marzo, a las 19 horas, se presentará la antología de cuento breve "Recuentos urbanos" en el Centro Cultural Pablo Picasso de Madrid.
Calle Seseña, nº 9
Autobuses: 25 - 55 - 138
Metro: Aluche - Empalme - Campamento y/o Casa de Campo
Cercanías Renfe

Mapa del sitio:

Una frase, una imagen

Lo grotesco de los acontecimientos cotidianos impide ver el verdadero dolor de las pasiones.
Stendhal

¿Sabías que muchas escritoras y escritores se vieron empujados a proteger sus textos, más las mujeres, a causa del entorno hostil?

Anne Brontë, retratada por su hermana Charlotte en 1834














Charlotte Brontë


















Retrato de Emily Brontë pintado por su hermano Branwell



... Las hermanas Brontë escribieron en confinamiento. Otras, se disfrazaban de mujeres ignorantes y modestas, como hicieron tantas mujeres de la Edad Media, para que se les perdonara la osadía de escribir.



Enlaces:

sábado, 13 de marzo de 2010

Proverbio chino

Buda Gautama - Imagen obtenida en Internet
" Aquel que pregunta, es un tonto por cinco minutos, pero el que no pregunta, es un tonto para siempre".

Autores consagrados, poesía: Fray Junípero Serra

Imagen obtenida en Internet
¡DÉJAME DORMIR, MAMÁ!

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta.

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que te traigo un vaso de leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche.

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso.
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía de la fatiga
que produce el Parlamento!

Fray Junípero Serra (1713 - 1784), religioso franciscano - Fue escrito por este religioso en 1750. Valorad su vigencia.

jueves, 11 de marzo de 2010

Autores consagrados: micro relato de Augusto Monterroso

Imagen obtenida en Internet
LOS OTROS SEIS

Dice la tradición que en un lejano país existió hace algunos años un Búho que a fuerza de meditar y quemarse las pestañas estudiando, pensando, traduciendo, dando conferencias, escribiendo poemas, cuentos, biografías, crónicas de cine, discursos, ensayos literarios y algunas cosas más, llegó a saberlo y a tratarlo prácticamente todo en cualquier género de los conocimientos humanos, en forma tan notoria que sus entusiastas contemporáneos pronto lo declararon uno de los Siete Sabios del País, sin que hasta la fecha se haya podido averiguar quiénes eran los otros seis.

© Augusto Monterroso.

Las alumnas y la profesora del Taller te recomiendan leer:

LA CASA DE LOS SIETE PECADOS. Autora: Mari Pau DOMÍNGUEZ.
Editorial: Círculo de Lectores.
Género: Novela histórica.
Breve resumen: Una cuadrilla de albañiles trabaja en la que será la nueva sede del Banco de Castilla, en Madrid. Al excavar en un montículo tropiezan con un esqueleto, que parece de mujer, en excelentes condiciones de conservación. Con ella hay siete monedas de oro, como siete son las chimeneas que coronan el edificio y siete son los obreros que forman parte de la cuadrilla…
Esto nos retrotrae a la época de Felipe II, momento en el que se construye la casa de las siete chimeneas, casa que regalará el rey a su amante, Elena Méndez, y donde ambos esconderán sus amores.
Es entretenida de leer. Ese halo entre la historia y la leyenda es lo que, a mi parecer, la vuelve tan atractiva. Juana Castillo Escobar.



Biografía de la autora.- La periodista y escritora Mari Pau Domínguez nació en Sabadell en 1963. Tras estudiar Ciencias de la Información, comenzó su andadura profesional en El periódico de Cataluña y en Diario 16. Con posterioridad alternó radio y televisión en distintas emisoras con programas de amplia audiencia y reconocimiento como A vivir que son dos días en la Cadena SER o Por la mañana, de TVE., cadena cuyos informativos presentó.
En 1993 publicó su primer libro: La ex siempre llama dos veces, al que siguieron la compilación de poemas Universo en ciernes (1996), Aprendices de divos (1994), La tumba del irlandés (2000), Ahora o nunca: cuando se pone en marcha el reloj biológico (2001), Dime que no eres tú (2006) y El diamante de la reina (2008), centrada en la figura de Isabel de Valois, esposa de Felipe II. Un rey al que regresa en La casa de los siete pecados (2009), con el que ha obtenido el I Premio Caja Granada de Novela histórica.

A la hora de escribir los maestros opinan... Un consejo de Julio Cortázar

Imagen obtenida en Internet


A la hora de escribir los maestros opinan…

"Quizá el rasgo diferencial más penetrante del cuento sea la tensión interna de la trama narrativa. De una manera que ninguna técnica podrá enseñar a proveer, el gran cuento breve condensa la obsesión de la alimaña, es una presencia alucinante que se instala desde las primeras frases para fascinar al lector, hacerle perder contacto con la desvaída realidad que le rodea, arrasarlo a una sumersión más intensa y avasalladora. De un cuento así sale como de un actor de amor, agotado y fuera del mundo circundante, al que se vuelve poco a poco con una mirada de sorpresa, de lento reconocimiento, muchas veces de alivio y tantas de resignación."

JULIO CORTÁZAR
trucos blogger

EFEMÉRIDES QUE NO DEBEN DE SER OLVIDADAS

EFEMÉRIDES QUE NO DEBEN DE SER OLVIDADAS

14 de Febrero - DÍA DE SAN VALENTÍN

14 de Febrero - DÍA DE SAN VALENTÍN
Picad sobre la imagen para saber más de la historia del santo y de esta efeméride.

21 de marzo: Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down

21 de marzo: Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down
(Pica sobre la imagen).

21 de Marzo-Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial

21 de Marzo-Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial
(Pica sobre la imagen)

Agua para todos

Agua para todos
22 de Marzo, día Mundial del Agua

17 de Junio

17 de Junio
Día Mundial de lucha contra la Desertificación y la Sequía (Pica sobre la imagen)

22-IV-2011 - Día Mundial de la Tierra

22-IV-2011 - Día Mundial de la Tierra
(Pica sobre la imagen)

25 de Noviembre Día Internacional Contra la Violencia Hacia la Mujer

25 de Noviembre Día Internacional Contra la Violencia Hacia la Mujer
TODOS LOS DÍAS SON 25 DE NOVIEMBRE

Día de los derechos del Niño: 20-XI-09

Día de los derechos del Niño: 20-XI-09
Convención sobre los Derechos del Niño. (Pica sobre la foto).

ONG´S

ONG´S

Amnistía Internacional

Asociación 11-M

No a la pedofilia

Save the children

UNICEF

Vídeos YouTube

Loading...

"Su Excelencia" (Discurso completo) - Mario Moreno Cantinflas

Buscón de la RAE

Real Academia Española de la Lengua

Real Academia Española de la Lengua
Diccionario

Traductor Google

Traductor

La voz de la palabra escrita internacional

Unión Hispanoamericana de Escritores

ERES LO QUE ESCRIBES ERES COMO ESCRIBES

IBSN

IBSN: Internet Blog Serial Number 1954-12-20-77

Quiero Crear un Blog


crear blog

Páginas vistas en total

Yo no fumo, ¿y tú?

Blog sin Humo

NOTICIAS

NOTICIAS

El libro es un lujo que sólo se huele

El libro es un lujo que sólo se huele
Parece un espacio mágico arrancado de El Cairo de Naguib Masouf o el Bagdad de Las mil y una noches, un remanso de paz en el que no se escuchan los cláxones de los automovilistas impetuosos que parecen dialogar entre ellos desde sus bocinas. La librería Behzad es un oasis, un lugar hermoso y desordenado repleto de libros, cuadros, mapas, postales, fotografías y polvo, sobre todo mucho polvo (el sello de Kabul), en el que cada objeto parece guardar un equilibro perfecto con el que tiene al lado. (Pica sobre la imagen).

Tras los pasos de la sutil memoria de Machado en Segovia - 26-IX-2010

Tras los pasos de la sutil memoria de Machado en Segovia - 26-IX-2010
Escultura homenaje a Machado delante del Teatro Juan Bravo de Segovia. El escritor vivió 13 años en la ciudad castellana, en la que conoció a Guiomar y vivió grandes momentos pero con la que mantuvo una relación en cierto modo distante. (Pica sobre la imagen).

ARQUEOLOGÍA

ARQUEOLOGÍA
La civilización 'yope' muestra sus tesoros. En la foto Juego de Pelota en la zona arqueológica de Tehuelco - México. (Pica sobre la foto).

El almacén de las momias

El almacén de las momias
Los periodistas que estuvieron presentes describen emocionados una escena que bien podría haber salido de 'En busca del Arca Perdida' o cualquiera de sus secuelas. El interior de la tumba faraónica, 2.600 años en la oscuridad, sólo estaba iluminado por antorchas y por los focos de las cámaras de televisión invitadas al evento. (Pica sobre la imagen).

La Unesco protegerá los yacimientos del fondo del mar a partir de enero

La Unesco protegerá los yacimientos del fondo del mar a partir de enero
20 países la han ratificado, entre ellos España, Cuba, Ecuador, México, Panamá y Paraguay. (Pica sobre la foto).

ARTE

ARTE
'La duquesa de Osuna' - Museo Romántico. Retrato familiar de la Duquesa de Osuna como dama de la Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa, Agustín Esteve (1796-1797).

Una «Capilla Sixtina» de 3.500 años

Una «Capilla Sixtina» de 3.500 años
«¡Alá u-Akbar!» (¡Dios es el más grande!) es lo que exclamó rais Ali Farouk cuando entró, junto a José Manuel Galán, a la cámara mortuoria de Djehuty. Ante sus ojos se revelaba una imagen que nunca nadie «hubiera imaginado en sueños encontrar: una Capilla Sixtina del 1500 a.C», confesaba ayer Galán, director de la campaña arqueológica hispano-egipcia que lleva por nombre Proyecto Djehuty y que desde hace ocho años se desarrolla en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en la orilla occidental de Luxor (antigua Tebas)... (Pica sobre la imagen).

La casa de la playa de Diego Rivera

La casa de la playa de Diego Rivera
Las autoridades mexicanas estudian la compra de una casa con vistas al mar en Acapulco, propiedad de los herederos de la fallecida coleccionista Dolores Olmedo, en cuyas paredes su amigo, el pintor Diego Rivera (1886-1957), dejó cinco murales con motivos prehispánicos. (Pica sobre la imagen).

Las entrañas de la Alcazaba de Almería

Las entrañas de la Alcazaba de Almería
La Alcazaba de Almería abre al público uno de sus rincones más secretos: las mazmorras. La actividad denominada El espacio del mes, con la que el monumento ofrece una lectura más detallada sobre algún elemento del recinto con visita guiada, se ha ampliado ante la expectación que ha levantado este lugar de cautiverio. Las mazmorras pueden verse los miércoles, jueves y viernes de septiembre a las 18.30. (Pica sobre la imagen).

Revolución en el museo de Orsay

Revolución en el museo de Orsay
"Quiero que el siglo XIX no se acabe nunca". La frase, en palabras de Guy Cogeval, director del Museo de Orsay, resume la misión que se ha marcado: poner patas arriba el mayor museo mundial de arte del XIX. Una auténtica revolución que ya ha comenzado y que supondrá el salto al siglo XXI de una institución que nació en 1986 como una de las mayores apuestas francesas en la historia del arte. Uno de los beneficiados será España: un centenar de joyas de Orsay aterrizarán el año próximo en la Fundación Mapfre de Madrid, como primera etapa de todo un periplo internacional. (Pica sobre la imagen).

Si es un 'miguel ángel', es un chollo

Si es un 'miguel ángel', es un chollo
'El tormento de San Antonio', la que se supone que es la primera obra de Miguel Ángel Buonarroti, elaborada cuando tenía unos 12 años, ha sido comprada por un museo de Texas (EE UU), señala The Guardian. (Pica sobre la foto)

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Descubren el planeta extrasolar más pequeño, algo mayor que la Tierra. (Pica sobre imagen).

Así eran los primeros relojes

Así eran los primeros relojes
Es un pequeño objeto dorado que Cosimo I de Medici, Duque de Florencia, levanta con la mano derecha en un óleo pintado en 1560 por Maso da San Friano. Este mecenas de las ciencias del siglo XVI mira al espectador 450 años después con cierta arrogancia. No es para menos, sostiene una pieza de tecnología punta de su tiempo: un reloj. (Pica sobre la foto).

Detectan una especie de peces destructores en las costas del Caribe de Guatemala

Detectan una especie de peces destructores en las costas del Caribe de Guatemala
Guatemala, 13 sep (EFE).- Un grupo de biólogos marinos detectó la presencia de una especie de peces destructores en las costas del Caribe guatemalteco, cuya masiva reproducción podría poner en peligro al ser humano. (Pica sobre la imagen).

El gran cometa Donati como lo trazó William Dyce

El gran cometa Donati como lo trazó William Dyce
El artista escocés pintó el cuadro sólo meses después del descubrimiento de este cuerpo celeste por un astrónomo italiano. (Pica sobre la imagen)

La historia de Urania, musa de la astronomía

La historia de Urania, musa de la astronomía
La creación de esta divinidad menor hija de Zeus demuestra la importancia de esta ciencia desde la antigüedad -Año internacional de la Astronomía-. Los griegos de la antigüedad plasmaron los grandes misterios de la creación en una gran variedad de mitos. La Teogonía escrita por el poeta beocio Hesíodo en el siglo VII a. C. contiene los primeros relatos estructurados sobre el origen del universo, los dioses y el ser humano, partiendo de mitos y poemas procedentes de una tradición oral. Las musas eran divinidades menores hijas de Zeus y la titánide Mnemósine (la Memoria). Según Hesíodo eran nueve: "Ella dio a luz a nueve jóvenes de iguales pensamientos, aficionadas al canto y de corazón alegre, cerca de la más alta cumbre del nevado Olimpo". Se movían entre el Olimpo, al que eran llamadas a menudo por Zeus para alegrar sus fiestas, y el monte Helicón, donde formaban bellos coros y recorrían sus ríos y valles. (Pica sobre la imagen)

La NASA difunde unas fotos tomadas por las nuevas cámaras del telescopio Hubble

La NASA difunde unas fotos tomadas por las nuevas cámaras del telescopio Hubble
Washington, 9 sep (EFE).- La NASA difundió hoy espectaculares fotografías de galaxias, estrellas y nebulosas captadas por las nuevas cámaras del telescopio espacial Hubble. (Picad sobre la imagen para saber más)

Google+ Followers