¿QUÉ BENEFICIOS SE OBTIENEN AL MATRICULARSE EN UN TALLER LITERARIO?

Preguntas como esta, o tales como:
- ¿Es bueno matricularse en un taller literario?
- ¿Qué me aporta el matricularme en un taller literario?
- ¿Seguro que se puede aprender a escribir en un taller literario?

Preguntas similares y muchas más las he estado escuchando los últimos seis años, los que tiene de vida el taller.
A quienes me las hacían, bien por correo electrónico, bien por teléfono, traté de sacarles de dudas lo mejor que supe o pude.
He de decir que, como tallerista que fui durante más de ocho años en uno de los más antiguos aparecidos en la ciudad de Madrid, más dos cursos en una escuela de prestigio diré que:
1.- Los genios literarios, salvo muy raras excepciones no nacen, se hacen a base de esfuerzo y trabajo constante (al igual que cualquier trabajador en la disciplina que sea: para ser realmente bueno es preciso constancia y trabajo).
2.- En todas las universidades anglosajonas, los talleres literarios son una asignatura más en las facultades de letras.
3.- Cualquiera que sepa redactar medianamente bien, y que tenga inquietudes literarias, puede ser un magnífico alumno.
4.- A un taller literario hay que llegar con humildad y con el pensamiento de que se va a aprender, no creyéndose de entrada un Cervantes o mejor que el insigne alcalaíno porque será un pésimo alumno que no se dejará corregir, se aburrirá y entorpecerá las clases.
5.- Quizá este punto debí ponerlo en el 1º o 2º lugar. Escribir es: CORREGIR, CORREGIR, CORREGIR y CORREGIR, de tal modo que el texto quede pulido, tanto como una pista de patinaje por la que, el lector, deslice la vista y no se encuentre obstáculo alguno que le haga desechar la obra que tiene entre manos bien por aburrimiento, falta de comprensión, exceso de rimas...
6.- Y por último, para no aburrir como pongo más arriba, quien desee escribir, llegar a tener un estilo propio, debe leer mucho y bien, es decir: beber de los autores clásicos y contemporáneos pero no sólo ir a conocer el argumento, sino ver las figuras retóricas empleadas, el tono, el estilo, las formas de lenguaje... Es necesario hacer un estudio en profundidad e, incluso, intentar parecérsele (con los ejercicios de intertextualidad) y, cuando menos se lo espere, habrá llegado, si no a la cumbre, sí a empezar la escalada de esa montaña que, aunque parezca que no, se conseguirá con tesón.

Un saludo, Juana Castillo


Follow by Email

lunes, 31 de marzo de 2008

Colaboraciones externas: un micro relato de Víctor O. González, Argentina.

Fuente de Neptuno -Poseidón-,
en la plaza del mismo nombre, Madrid
La condena
“Fue peor el remedio que la enfermedad”
Refrán anónimo


En el comienzo de los tiempos, cuando era cosa de todos los días y algunas noches, ver a dioses, animales y hombres mezclarse como si nada, los cangrejos caminaban como se recomendaba ..., hacia adelante.
De carácter festivo y jolgorioso, estos “bichos” iban de aquí para allá y viceversa, haciendo piruetas y monerías. Pero quiso el destino que un día, uno y solamente uno de estos animalitos, sin querer, tropezara con el pie derecho de Poseidón, amo y señor de los mares, quien colérico y fuera de sí decretó:
- Cangrejo de morondanga..., si con los ojos al frente que te pusimos no ves por donde caminas, desde ahora y por el resto de tu pinzuda existencia, tú y tus pares lo harán ... ¡para atrás!
El cangrejo espantado, con sus ojos ahogados en lágrimas, gimió:
- ¡Oh no, para atrás no! Clemencia y clemencia, porfi, ¿si?
Poseidón, con un ojo en Luisimandro y el otro sobre el cangrejo, ordenó:
- Ok... Luisi anotá: para atrás no. Para el costado, ¡je!
Y así, Luisimandro, el escribano olímpico de turno, lo registró.


© 2007, Víctor González
___
Breve reseña biográfica.- Víctor O. Gonzalez nació el 8 de mayo de 1970 en la ciudad de Olavarría, Provincia de Buenos Aires, lugar donde reside. Se graduó en la tecnicatura de Análisis de Sistemas en el año 2002.

Publicaciones en la web:
Minitextos – http://www.minitextos.org/
Ciberperiódico La Trastienda – http://www.elciberperiodico.com.ar/


Publicaciones en papel impreso:
Revista literaria Redes de Papel – Buenos Aires – Argentina

jueves, 27 de marzo de 2008

Colaboraciones externas: una pieza de BACH recreada al piano por Alberto MANZANARES-Las Palmas de Gran Canaria (España).

Colaboraciones externas: un relato de Carmina Pazos, Talavera de la Reina (Toledo-España)

Santa Bárbara Bendita...


En la oscuridad absoluta el hombre respira ansioso y no se atreve a mover ni una mano. No siente nada, ha sido todo tan rápido después de la explosión... El estrépito de las rocas, un golpe fuerte y la pérdida total de conciencia por un tiempo, no sabe cuanto. Puede respirar, pero no se atreve a moverse. Cómo será esta eventual tumba. ¿ Eventual?
Hay alguien ahí, pregunta con temor, porque su voz, resonando en la pared, le dirá el espacio que tiene, el aire que le queda, aunque su instinto le dice que está solo, que no puede esperar ayuda para sobrellevar este trance que ahora le tocó a él, eso que no quieres ni pensar que te pueda ocurrir a ti, eso les ocurre a los otros, tú eres un tipo con suerte... No oye nada, nadie contesta, ningún sonido o lamento le da a entender que tenga compañía. Con mucho miedo tantea el techo, echado boca arriba como está no llega a palparlo, pero sabe que está cerca, algo le oprime las piernas, pero no duelen, y eso no es bueno Mira que si no puede moverse, sería mejor quedarse aquí quieto y acabar. Ya es mala suerte. Hoy era el penúltimo día. Llevaba semanas descontando jornadas del calendario. Ahora que se le ha presentado la oportunidad, ya estaba casi fuera, lejos de este infierno oscuro y profundo... Iba a volver a mirar el cielo abierto, a mudar las galerías por el andamio.
Cuando llegó de su tierra manchega, hace años, cumplido el servicio militar, pensó que la mina era buena, trabajo seguro, lloviera o nevara. Al principio fue muy cuesta arriba, pero a todo se acostumbra un pobre, que tiene mujer e hijo. Cuando el guaje nació se hizo el propósito de salir de aquí, de recoger un duro como fuese para mejorar su vida. Quitándole horas al sueño tiró tabiques, puso azulejos, las mil y una chapuzas para ganar la confianza de ese constructor que empieza a destacar en la zona y que ahora le estaba tendiendo la mano para abrirse camino en el mundo de la construcción, que tiene tanto futuro, si no te duele el trabajo..., pero..., mira, le ha tocado, ya es mala suerte..., mala, muy mala.
No, no, no puedo quedarme quieto, esperando resignado el fin, tengo que mover con cuidado los brazos, puedo, ahora voy a levantar el cuerpo. Dios, puedo mover el cuerpo..., y..., los brazos, no estoy paralítico... Aquí..., aquí.
La piedra golpea sin tregua, acompasada, la pared... Hay pausas para escuchar. Horas de desmayo, de rabia, rachas de ánimo reforzado. La imagen de los seres queridos viene etérea, a través de esta oscuridad densa y húmeda, animando la mano que busca ayuda de arriba. Entre tanto vienen a la imaginación historias de otros percances con un buen final que atraen la esperanza, por un momento, para caer al siguiente en la angustia, en la desesperación de tantos días negros, de espera, entre sollozos y cadáveres escupidos por la boca de la mina. Santa Bárbara bendita, que en el cielo estás escrita... Quiero vivir... Quiero vivir...
***
Cuando abrió los ojos vio un sol amarillento rasgando la neblina de la tarde invernal y allá arriba los picachos verdes, atrevidos, desafiantes contra el negro del carbón que invade toda la cuenca minera. Respiró aire fresco a fondo, y pensó que era un tipo con mucha, mucha suerte.



Carmina Pazos

martes, 25 de marzo de 2008

Tras las Pascuas, de vuelta al Taller...


Un anorak rojo

Un tren a media tarde...
Viajeros variopintos. Algunos leen, otros miran por la ventana, los demás charlan.
Una voz se alza sobre todas, como una nota discordante en la sinfonía. La voz guarda cierto tono infantil.
- Uno, dos, tres..., uno, dos, tres… ¿Alguien puede ayudarme para comprar un café? Con la A, amor, con la M, mamá… Uno, dos, tres... -La propietaria de la voz sigue con su invocación.
Miradas de soslayo. Curiosidad, sólo curiosidad en los ojos que, por un momento, atienden y traspasan a la figura sin quererla ver. Luego..., cada uno a lo suyo.
La mujer de voz aniñada sigue con su recorrido.
- Uno, dos, tres… ¿Me pueden dar para un poco de comida…? Con la I, indiferencia, con la D, desprecio…
Un anorak rojo sobre un saco de huesos. Profundas ojeras en un rostro que alguna vez fue bello.
- Uno, dos, tres…, con la D, desamparo, con la I, indefensión...
En el habitáculo, la sordera colectiva. Almas agarrotadas, sujetan bolsos de firma falsos.
Cuando el esbozo humano sale del compartimiento en busca de mejor suerte, le sigue un suspiro unánime de alivio. Después, el murmullo vuelve a subir de tono. Otra vez cada uno a lo suyo.
El gusano metálico llega a su destino y vomita su contenido en el frío andén. Al fondo, mezclado entre la multitud, un cuerpo esquelético vestido de rojo sigue pidiendo:
- Un..., dos..., tres... ¿Me pueden...?
Isabel Fraile Hernando

domingo, 23 de marzo de 2008

Por primavera una pintura de la artista Lola PINEL, Madrid (España)

Entre espigas en el campo ®
Lola Pinel


___
Nota.- ® Lola PINEL. Todos los derechos reservados. Esta ilustración digital no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroscópico, por fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la autora.
Para saber más de ella ir a: http://www.lolapinel.com/

viernes, 21 de marzo de 2008

Día Mundial de la Poesía.

Para Nana




Hoy cumplirías los 80, no sabes la ilusión que yo tenía.
Tú, aunque lo disimulabas, estabas loca de contento.
No pudo ser. Aún no lo comprendo.
La muerte fue cruel, siempre lo es.
Pero contigo lo fue, debió esperar un poco.
Dejar que cerraras esa década, que rieras feliz en ese día.
Venir por ti después de hoy.
Llevarte tranquila, sin agobios, pero dejarte cumplir un año más.
Total, te faltaba tan poco, ¿qué le importaba esperar entonces?
Te hubiese hecho feliz, al menos unos días.
Espero que, donde estés, lo celebres contenta.
Tu cuerpo estará ágil al igual que lo estaba tu mente.
Sé feliz hermana, te recordaré siempre.




Pepi Núñez Pérez - 22/02/08






Día Mundial de la Poesía.

Por primavera: una flor y un poema.
Rosas y gladiolos en miga de pan, hechas a mano,
coloreadas con óleo.
Obra de: Juana Castillo Escobar.

Unión en la palabra



Llego, invitada al hálito,
Cabalgando sobre las crines de ese soplo
Que me llama.
Surjo, oscuro pez del fondo,
Evadiendo ese limo húmedo que
Mi vida empaña.
Y crezco para unirme
Sin reparos ni tapujos a mi vida
Literaria.

Juana Castillo Escobar ®
Este poema pertenece al cuaderno semi-inédito titulado:
"Poemas en Madrid - 2007"
Domingo, 30-XII-07 – 1,00 a.m.



Noticias: 21 de Marzo, Día Mundial de la Poesía.


Hoy, 21 de Marzo, se celebra el DÍA MUNDIAL de la POESÍA. En el Hemisferio Norte, además, celebramos la llegada de la primavera. Desde la semana pasada he ido publicando en el blog poemas de autores consagrados y de nuestros colaboradores externos: espero que los poemas que se editan sean de vuestro agrado.

Aprovecho esta "noticia" para compartir otra: Pepi Núñez, alumna del Taller; y Juana Castillo, profesora, han publicado dos relatos en http://www.margencero.com/ en la nueva propuesta literaria convocada por carmen López León. Los títulos son: "La ventana y el piano", de Pepi Núñez; y, "Tras la ventana", de Juana Castillo.

martes, 18 de marzo de 2008

Poemas en el Día Mundial de la Poesía - Colaboradores externos: Azpeitia, España.

Soneto Irredento....


Escribiré sonetos en el viento,
sumergiré las letras enredadas,
imploraré a los duendes y a las hadas,
que no me quiten nunca un argumento.

Me beberé hasta el cáliz de un convento.
Le romperé las puertas humilladas.
Mancillaré las hostias consagradas.
Un cura torpe predicará -memento-.


Será una ceremonia muy cristiana,
en la capilla sur de un camposanto.
Celebraré con vino mi partida;

Y no veré jamás otro mañana,
porque seré poeta de otro canto,
en otra dimensión... en la otra vida.

Azpeitia, 8 de Febrero de 2008

Poemas en el Día Mundial de la Poesía - Colaboradores externos: Belén Vecchi, Argentina.

Tiempo&Espacio




La sonoridad de las emisiones eléctricas de un pez disgregado es inconstante. Su inconstancia radica, ya-se, en su no-forma: las líneas que lo des-contornean son efímeras, como lo es todo bajo el mar....... río
p
o
z
o
charco...
Y............ g o t a.

El silencio de un ave en pleno y puro vuelo proviene de una nada posible: porque hay un despliegue alado, un despegue des-terrado, tierricio y desdén, el silencio es necesario; en silencio se ve con los ojos cerrados; con los ojos abiertos los sentidos igual nacen en espejos, y es la luz del sol – energía – la que abre vuelos, transmigra nubes.
Los rastros acuosos de un pájaro insolado con insomnio lunar y los rastros aireados, acaso burbujas, de un pez blanco de tanto abismo, son los vestigios ascendentes, sin dios, de un sueño cósmico y antiguo.

Lo mejor es
Adaptarse a cada estación
Cuerpo transitorio
Verbo transitivo
Perder células
Cortar uñas
Dejar caer la piel
............................. Las pestañas…

Dejarse empañar los ojos
Por plegarias de invierno.

Lo mejor es
Transmigrar
Porque el cuerpo es poco:
Cada vez menos cuerpo
De lo que es.

© 2008, Belén Vecchi.


viernes, 14 de marzo de 2008

Poemas en el Día Mundial de la Poesía - Autores consagrados: Ernestina de Champourcin, España.

Ernestina de Champourcin
Vida-Amor

Cuando todas la piedras del mundo se hagan polvo,
cuando todos los gritos naveguen silencio
y en las rutas dormidas camine, solo, Dios;

cuando las manos sean nostalgias de la rosa,
cuando el cielo, ya huérfano de sienes en delirio,
desangre en cada estrella su noche torturada,
yo acercaré a tus labios mis labios inmortales
y beberás en mí tu propia eternidad.

¡Soy la raíz primera de todos los amores!
¡Mi vida es el aliento supremo de la Vida!
Nada logra su ser sin el zumo que fluye
por mis venas exhaustas.

Cuando crispe tus pasos la angustia del vacío
y lloren en tus ojos los ojos que nublaste,
cuando selle tu boca un grumo de ceniza,
recuerda que teniéndome, tú nunca morirás.

No tiembles ya, si sientes que surge de lo oscuro
esa Voz que dispersa el eco de las voces.
¡Soy tu cáliz de vida! Apúralo hasta el fondo
y anúlame en la gloria de haberte rescatado.


(Cántico inútil, 1936)
___
Biografía.- Nacida en 1905, ERNESTINA DE CHAMPOURCIN escribió en 1926 su primer libro, En silencio…, a través del cual se dio a conocer. A partir de este momento se integró de lleno en el mundo cultural, publicando sus versos en los periódicos y revistas más conocidos de la época (como El Sol o La Gaceta Literaria) y escribiendo artículos de crítica literaria. Como todos los poetas de su generación, tuvo como maestro a Juan Ramón Jiménez, y a finales de los años 20 dirigió su poesía por el camino de las vanguardias. La calidad de sus versos y la originalidad de su voz apasionada hizo que Gerardo Diego la incluyera en la segunda edición de su famosa antología Poesía española contemporánea, quedando así incluida en la generación del 27. Ernestina de Champourcin puede considerarse como la representante femenina más importante de dicha generación.
=Datos obtenidos del folleto impreso por el Centro Conde Duque para esta exposición. C/ Conde Duque, 9 y 11- Madrid.- Información: www.esmadrid.com/condeduque y www.munimadrid.es/condeduque. Exposición: 25 de enero-23 de marzo de 2008 – Sala de Actos – Centro Conde Duque.-=

Día Mundial de la Poesía. Colaboradores externos: Agustín Gómez Cabezas, España.

BALADA PARA UNA GAVIOTA (MUERTE DE UNA HEROINOMANA)
Agustín Gómez Cabezas



Fuiste princesa de una casa bien,

la unigénita deseada

de una familia de dinero;

todos tus sueños e ilusiones

al segundo eran realizados

sin siquiera mirar su precio;

pero tú te sentías prisionera

en tu preciosa jaula

de oro zafiros y diamantes;

un día tú quisiste probar

algo nuevo que te hiciera alcanzar

la libertad que tanto ansiabas;

y pensaste que la habías encontrado

al sentir como el poderoso "Pegaso Blanco"

galopaba, enloquecido, por tus venas.

El te elevó hasta el cielo,

te hizo besar las estrellas

llevándote a su paraíso;

pero no quisiste darte cuenta

de que todo era un espejismo

y te precipitaste al vació

Balada para una gaviota

que, buscando algo de libertad,

se fugó en un "Caballo con Alas"

que nacía de una jeringuilla

Cuando, al final, descubriste

que, en realidad, te esclavizaba

quisiste dar marcha atrás;

pero tu billete había caducado

y, con las venas quemadas,

no podías volver al camino;

estabas al borde del abismo

y, con los ojos vendados,

caminabas hacia tu fin.

Ya todo cambio para ti;

pues solo podías seguir

a expensas del siguiente pico;

eras una marioneta sin cuerdas,

una barquita que zozobra

acosada por la fuerza del huracán

Y, una noche, te pasaste,

te metiste más de la cuenta

y, a tu vida, pusiste punto y final

en un solitario y lóbrego callejón

con la jeringuilla tatuada en el brazo

y el alma cabalgando entre nubes

jueves, 13 de marzo de 2008

Día Mundial de la Poesía. Colaboradores externos: Harmonie Botella, Alicante (España).



Mujer


Harmonie Botella

Mujer de no se sabe dónde, de no se sabe cuándo,

ajusticiada por la manecilla indiferente de un reloj de escarcha

que no quiere marcar el tiempo y desconoce el sentido de la libertad.



Mujer de la pradera, del desierto o de la gran metrópoli

aniquilada por la pesadez arbitraria de la historia,

por las tradiciones enlutadas de una moral ancestral.



Mujer, hija de la guerra, madre de la paz,

fecundada por la tierra, el mar y el cielo

engendras las nuevas víctimas de un siglo sin concordia.



Mujer, huérfana de heredero,

viuda de padre,

hija del esposo difunto.



Mujer, madre, hija,

útero cadáver

de la guerra inútil.





___________
Biobibliografía.- Harmonie Botella, profesora agregada de francés de la Escuela Oficial de Idiomas de Alicante, publicó su primer libro: Ojos que no Ven, dónde narra su paso agobiante por los quirófanos en 2002. Su segundo libro: Otros Caminos, prologado por Enrique Cerdán Tato, abanico de cuentos y poesías Más tarde, en el 2005, publica una serie de retratos de mujer a través de Algunas Mujeres ( ED. Celya). En el 2006 escribe unos cuentos infantiles: Cuentos para Rubén y Malena ( ED. El Taller del Poeta) a beneficio de la ONG Pequeños Príncipes. Ha participado en diferentes antologías: Mucho Cuento ( ed. Tucumán) Relatos urbanos( ed. Ecu) Voces de Periferia (ed. Belgeuse)... Miguel Hernández 2006( Sede Universitaria de Alicante).

Además de sus cuatro libros, Harmonie, tiene varios artículos, cuentos y poesías publicados en diferentes revistas y periódicos: Le Français dans le monde, Pacomova, Voces, Baquiana, Webalia, El Celador, Mucho Cuento ( ED. Tucumán), Club de Libros, Mecenas, Frutos del Tiempo, Xaloc, Cervantes Virtual, Auca, The Big Times, Destiempo, Mundo Cultural Hispano, Perito, Poetas del Mundo, Poetas por la Paz, Le chasseur indiscret, Palabras de Mujer, La lectora Impaciente...

Su libro de poemas Y me desnudo lentamente (ed. Taller del Poeta) tiene un compromiso con las injusticias que todos los días nos bombardean: los conflictos entre culturas y las guerras, la explotación de la infancia o las madres de las que habla en La pirámide de mayo. Pero también escribe de otras inquietudes más cercanas con ternura, como la falta de comunicación y las relaciones deslucidas y rutinarias a las que estamos abocados, reflejándolas con maestría en El caldo del cocido.

En el 2008 la editorial infantil Kaleb publicará uno de sus cuentos : El Príncipe Eloy, y más adelante : Aburrimiento y un cuento intercultural sobre los niños del Sahara

Fue durante algún tiempo copartícipe voluntaria en un programa de reinserción laboral y social de prostitutas, ayudando moralmente a algunas trabajadoras del sexo. Harmonie se opone totalmente a la legalización de la prostitución, considerando que hay que liberar a las mujeres de todos los yugos y ayudarles a reintegrar la sociedad del punto de vista de la dignidad y de la libertad. Legalizar la prostitución es según ella, orientar a las jóvenes hacia la anulación de su ser, orientarlas hacia una nueva formación profesional: la de prostituta. ¿ Para cuándo esta nueva asignatura en los colegios?

Colabora ( por amor al arte) con algunos periódicos: La Illeta, Vega Media Press... y participa todos los años en el recital Miguel Hernández organizado por la Universidad Miguel Hernández. Colabora en todos los festivales poéticos a beneficio de ONGS.

Actualmente, Harmonie es presidenta de la Asociación de Nuevos Escritores de El Campello ( Anuesca), miembro de la Asociación Española de Escritores y Artistas de Alicante, de Poetas del Mundo, Poetas por la Paz, colabora con la Comisión Cívica de Alicante por la Recuperación de la Memoria Histórica, dirige la revista literaria Xaloc y es presidenta de la Asociación Española de Afectados por Cirugía Refractiva. Es también la organizadora de los Encuentros Nacionales de Escritores y Poetas de El Campello, y ha participado en la organización del Recital Versos por la Memoria en la Sede Universitaria de Alicante.

Hoy por hoy está redactando una serie de relatos cortos, analizando perfiles de hombres y mujeres.

Numerosos periódicos, como la Verdad, El Mundo, New York, El Heraldo de Miami, Prensa y Noticias, El País, programas de radio: El programa de Vicente Hipólito, RNE, y programas de televisión: Gente, Por la mañana, Informe Semanal, Sabor a Rosa dedicaron un espacio a Harmonie Botella....

Por ser combativa y luchadora, poseer una pluma afilada y denunciar lo que muchos se callan, fue amenazada por cierto editor y ciertos especialistas en medicina.

Su silencio actual es una lucha ardiente por la libertad de expresión.

Día Mundial de la Poesía - Colaboradores externos: Adriana Salcedo, Chile.

Foto de H. SCHATZ
Violeta
Adriana Salcedo

En aquel caudal de litros infinitos de humedad, se recogieron en una sola forma sin pensamiento ninguno.
Brotaba de sus pechos un solo corazón, que palpitaba levemente con la serenidad que se logra cuando todo se conjuga en el firmamento…
Se mecieron con las miradas entrelazadas. Nunca hubo más dicha en ese cantar. Cada parte de sus cuerpos calzaba perfectamente en una comunión sin preámbulos.
Ambas cabelleras unidas en un solo aliento de soledades acompañadas…, se amaban como si se fuesen a quebrar, con el cuidado de un pétalo de rosa cuando ya está madura.
Se ablandaron todas sus formas para cubrirse con la suavidad de sus secretos.
No hubo más secretos. Todos sus líquidos fueron compartidos.
Ella fue mecida…, redondeándose en cada ondulación a la que fue invitada. Y él se doblegó ante su amada como cuando se lo entrega todo.

martes, 11 de marzo de 2008

In Memoriam

En el 4º aniversario un recuerdo a las víctimas y a los familiares, también un deseo:
que no vuelva a ocurrir jamás.

Colaboraciones externas: un relato de José Ignacio Garrido García, Sant Pere de Ribes, (Barcelona-España)

Letra y fuego
José Ignacio Garrido García

El círculo de arena y fuego apenas dibujaba una minúscula aureola de luz entre la oscuridad cerrada de la noche y la playa desierta. Al fondo, un mar de ida y vuelta. Reflejos de luces de la ciudad escondida sobre la espalda de espuma. Las casas iluminadas, las farolas encendidas del paseo, el resplandor lejano de la gavia del campanario de la iglesia y los recuerdos, todos mecidos y desencajados en el azogue nervioso del horizonte marino. En la arena, de espaldas al paseo, una figura recortada por la fogata. En el envés, una cara que no existe porque nadie la mira juega con las sombras chinescas de la oscuridad.
La idea fue de ella. Ahora era mía, ella ya no estaba. De hecho, en el momento de llegar se estaba yendo como la lengua blanca del oleaje en la orilla. Otra noche, no ésta que es sólo mía, en medio de una de sus vueltas, aunque ahora pienso que quizás fuera ida, volvió a mí con una carta en la mano y lágrimas en la sonrisa. Le advertí sobre aquella manía tan mía de poner en el papel aquello que debía permanecer libre en el aire, y sus funestas consecuencias, antes de leer. Ella me miró con ojos bizcos, reflexionó, lanzó mil sapos por hacer más difícil aquel echarse para atrás, orgullo herido. Lo que esté aquí escrito ahora te pertenece a ti, pero cuando lo abra ya no será de nadie y el papel será su cárcel, y de algún modo también la tuya, le dije. Ella sonrió con cierto enigma, escondía algo, me lanzó una patada a la espinilla, comprendí. Luego, cuando hayas leído, si acaso la quemamos. ¡Oh!, no la carta es mía y yo haré, respondí. Me moría de ganas de abrazarla, de volver a estar junto a ella, de acariciar sus silencios e imaginar, pero me hacía el difícil. Deshice el sello de su saliva seca, creí que volvía a juntarla con la mía, y leí.
Malditas sean las palabras porque ahora son las cadenas de mis sentimientos, habría de sermonearme una morena fiera hace pocos días, muchos desde que leyera la maldita carta. La verdad es que yo quería, amaba si esta palabra pasada de moda se me permite decir, cuando ella apareció sobre en mano. La guardé con la excusa de tener un trazo real de memoria y olvidé. Ella se fue de nuevo meses más tarde, o volvió vaya usted a saber.
Esta noche, sólo mía, de arena y fuego, playa desierta, frío mes de noviembre, los veraneantes de vuelta en sus casas pensando en navidades y montañas nevadas y yo consumido por un tiempo también de ida y vuelta, también solo pues es playa desierta, desnuda. Junto las dos cartas con una mano y en la otra adivino el mechero. Noche cerrada, reflejos lejanos bailando entre las olas, la llama del mechero indecisa por el viento salado de la brisa marina. Enciendo un cigarrillo.
Noche nerviosa de esperanzas y sueños cumplidos, los niños se agitan por un día remolón que tarda demasiado en llegar. Padres vigilando el silencio de los cuartos infantiles, asomándose a las puertas con mañas de ladrón. Noche de reyes magos, ilusión y felicidad dibujada en caras de niños, los que son y los que fueron y ya no volverán a ser. Otra vez solo, ahora en casa, escribo aquello que debe permanecer en el aire. Unos zapatos viejos junto a la ventana, un cuenco con agua para los camellos y polvorones para pajes y reyes. La carta acaba sostenida entre ambos zapatos mientras intento conciliar un sueño tardío. Pero no despierto. No, aún no. Sigo dormido mientras me asomo al salón y veo el cuenco lleno de agua, los alfajores revenidos y el sobre amarillento de la carta inclinada entre los zapatos cubiertos de polvo. Todo junto a la ventana.
Y ahora, en la noche fría, entierro el cigarrillo en la arena. Sostengo dos cartas en una mano y el mechero en la otra. Enciendo. La llama ilumina, el papel se ennegrece, primero con sabor a pergamino, a tiempo pasado, luego es lumbre, fuego que devora letras, tiempo que borra todos los fuegos, fuegos que son memoria. El papel se arruga y vuelve negro. La noche negra acoge al negro papel y se funden junto al vaivén del mar. Aquello que debe permanecer en el aire vuelve al aire.


___
Biografía.- José Ignacio Garrido García dice de él: En la actualidad, soy el responsable del Servicio de Prevención de una multinacional del sector de montaje industrial en Cataluña. Mis datos académicos son parcos: Bachillerato, Grado Superior en Imagen y Sonido, y mil titulaciones de esas "poco rentables". ¿Trabajos?, tengo una vida laboral de 5 hojas así que imagina. Dato significativo, 3 meses en coma tras sufrir un grave accidente de coche (no te pierdas la entrada: "La taberna del inglés", es de ese momento; o: "No tan locos", de un poco más tarde cuando estuve ingresado en la unidad de craneoencefálicos de Valle Hebrón y los médicos queriendo averiguar cuán disminuido había quedado). Nací en el 71 del siglo pasado en Barcelona. Durante casi 10 años estuve dando vueltas por la geografía española por motivos de trabajo, de obra en obra (de construcción). Ahora llevo 6 años residiendo en Sant Pere de Ribes, Barcelona. Soltero y sin niños. Aficionado tardío a la lectura. Esto de escribir nació en el 1994 cuando trabajaba como guarda de seguridad en una fábrica, el trabajo más aburrido del mundo. Se me olvidaba, mi nombre es José Ignacio Garrido García aunque todo el mundo me conoce por Nacho y, en la blogosfera, por el Funambulista.

lunes, 10 de marzo de 2008

Colaboraciones externas: un micro relato de Cristina Orsatti, Argentina.


FORTALEZA

La calle brillaba bajo la lluvia, el empedrado era un damero brutal y resbaladizo.
Él se doblaba por la tormenta. Un bastón precario no era suficiente para sostener, en el gris- oscuro contexto de la inclemencia, su inocente osamenta. Siguió caminando endeble y ladeado, sin darse cuenta.
Entonces ese relámpago, como una espada rasgando la oscuridad, cruzó de un salto el cielo y alumbró su sombrero.
Él solo se sostuvo en el beso de la despedida, como si un desliz cuántico lo hubiera transportado al país del nunca jamás, sin darse cuenta.


© 2008, Cristina Orsatti.

____
Biografía.- Cristina Orsatti nació en Olavarría, Prov. de Buenos Aires, Argentina, donde aún reside.
Algunos logros en su desarrollo artístico:

- 1º mención en el Concurso de Cuentos "Historias a diario", organizada por el diario El Popular, de Olavarría (Junio de 1995).
- 3º premio y 5º mención (poesía y cuento, respectivamente) en concursos denominados "Poesía S.A.D.E." y "Cuento S.A.D.E.", organizado por la Sociedad Argentina de Escritores (año 1996).
- 3º premio en el concurso "Poesía S.A.D.E. (año 1997).
- 1º premio en el concurso de poesía denominado "Poesía Homenaje a Lorca", organizado por La Sub- secretaría de Cultura y Educación, de la Municipalidad de Olavarría.

Asímismo, ha publicado sus poemas y cuentos en la Revista de la S.A.D.E. y en la revista Valkyria por el Arte (en papel impreso), y en varias revistas digitales de Argentina.
En la actualidad, dedica su tiempo libre (Cristina O. es Dra. Anestesista), en poner el ansiado punto final a su primer novela, y otra obra (diario íntimo).


Colaboraciones externas: un poema de Susana Furphy, Australia.

EL ARCO IRIS Y LA BANDA DE ALEJANDRO
Susana Furphy



Si la luz es una simple onda
y las gotas de lluvia son esféricas,
uniformes y constantes
para atravesarla,
se presume que entonces
y sólo entonces
se crea un arco iris.
La luz se dispersa
se refracta se refleja
en las gotas de agua
que
c
a
e
n
precipitadas.
La cresta del arco iris es más alta
si baja el Sol quien
con la lluvia debe trabajar
incensante e incasablemente
para que juntos,
entonces, formen los siete colores.
Pero el arco iris es sólo
un fantasma una imagen.
El que yo miro no es el mismo
que aquél que tú puedes ver.
Si yo lo imagino quizá lo creo en mi mente.
¿Lo miras como yo?
¿Es tan bello?
Hay uno doble que tiene
entremedio
una franja oscura llamada
Banda de Alejandro.
Recuerdo que hace tiempo
le regalé -a otro Alejandro- un arco iris
hecho de besos y sonrisas,
pero ya no pudo mirarlo.

viernes, 7 de marzo de 2008

Ejercicios de Intertextualidad inspirados en el relato de Chejov "En la oscuridad".

Piotr Ilich Tchaikovski
(en ruso Пётр Ильич Чайковский; Votkinsk, 7 de mayo de 1840 - San Petersburgo, 6 de noviembre de 1893)
es uno de los compositores rusos más importantes del siglo XIX.
Una foto con autógrafo
Isabel Fraile Hernando






El consejero suplente Gaguin, mira con orgullo el autógrafo del procurador de la Audiencia. Con orgullo y una especie de codicia. Nikolai Popov se jubiló y el consejero suplente sueña con mejorar su posición dentro de la Procura, al menos dejar de ser suplente. No habló a su esposa, María Michailovna, de sus planes, la mujer le hubiera mareado como era su costumbre. Se ajustó los quevedos y lanzó una última ojeada a la foto antes de guardarla en el bolsillo de la levita.
No iba a ser fácil aquel ascenso, otros compañeros esperaban como él mejorar de situación. Por eso su actitud con el procurador fue casi de servilismo en aquellos últimos meses al llamar todas las mañanas en su despacho para brindarle sus servicios. Aquel ofrecimiento siempre tenía la misma respuesta, la franca sonrisa de aquel hombre de aspecto bonachón.
Nikolai Popov fue procurador es San Petersburgo durante toda su vida. La manera en que llegó a desempeñar ese cargo era un misterio. Según las malas lenguas, todo era gracias a su matrimonio con Tatiana Sergeyevna Ivanova. La mujer, que no era agraciada, contaba con una considerable dote .Su padre, un rico banquero, buscaba marido para su hija única. Cuando Nikolai Popov la conoció nada sabía de aquella dote, quedó prendado de la sencillez de la joven. Si bien era cierto que no era bella, su conversación la hacía atractiva, al menos para el futuro procurador, acostumbrado a las necias conversaciones de las mujeres conocidas hasta entonces.
Al poco tiempo de entablar amistad, los sentimientos de Nikolai fueron cambiando y decidió pedir la mano de Tatiana. Sergei Ivanov accedió de buen grado al matrimonio de su hija. Veía en su futuro yerno, por entonces estudiante de abogado, un joven capaz y honesto.
Después del matrimonio, el padre de la muchacha movió los hilos en su mano para que su yerno pudiera entrar en la Procura. Por todos estos rumores, ciertos o no, el consejero suplente no tenía el respeto que debiera al hasta entonces jefe. Para él un hombre tiene que llegar a conseguir una buena posición por sus propios méritos, y no a través de una esposa rica.
¡Las mujeres, siempre con sus reproches, son tan molestas! Sobre todo su esposa María Michailovna. Ella se encontraba preparando el equipaje para viajar a Samara, allí tenían pensado pasar el verano. Pelagia, la cocinera, y Vasilia, la niñera, le ayudaban en ese menester. Su mujer era tan simple que no era capaz de hacer las cosas sin ayuda.
Vasili interrumpió sus pensamientos al oír las campanadas del reloj de la plaza.
- ¡Terminó el trabajo! Mañana a estas horas estaremos de viaje hacia nuestra casa en Samara -se dijo y, cogiendo el sombrero, salió del despacho.


miércoles, 5 de marzo de 2008

Ejercicios de Intertextualidad inspirados en el relato de Chejov "En la oscuridad".

Museo-Hacienda Kusokovo

Sorpresa a tientas
Cristina Ghiorghiu

Lo dudó durante unos instantes, pero... ¡No! ¡Era cierto! Estaba seguro de haber visto a alguien, entrar por la ventana del consejero suplente Gaguin. El movimiento de la capa hizo que se percatase de ello. ¡Qué suerte la suya! Iba a poder detener a un ladrón en casa de un mandamás. Eso, le haría sumar puntos de cara a una vacante en el departamento. El tenía cualidades, pero no recomendación. Por ello la última vez, se quedó en sereno, y fue el hijo del panadero quien entró, pues su madre no paró de regalarle bollos a la esposa de Gauguin. En cambio ahora, cogiendo a un ladrón, ¡fijo que lo conseguía! ¡Qué bien le iba a quedar el uniforme!, y lo mejor, no tendría que hacer la ronda todas las noches, sólo las de guardia. ¡Todo un lujo! Además, el sueldo era un poco más alto.
Entró decidido a darle. Nada más saltar vio cómo estaba de pie, en la cocina, de espaldas a él, con la capa todavía puesta. Enfrente, la cocinera permanecía estática, atónita, con cara de espanto. ¡Claro!, se dijo, la pobre mujer está asustada. El caco también se hallaba inmóvil, pues no debía conocer la casa y se había dado de bruces con la Pelagia. No lo pensó un ni un instante, y le asestó un golpe certero en toda la cabeza.
¡Pam!
El intruso cayó redondo al suelo.
- ¡Animal! ¿Qué haces? -Gritó Pelagia.
- Salvarte la vida, ¡tonta! -Le contestó él.
Ella se agachó y, bajo la capa..., Gaguin yacía aturdido en el suelo.


Ejercicios de Intertextualidad inspirados en el relato de Chejov "En la oscuridad".

Trajes típicos rusos s. XIX
PELAGIA
Pepi Núñez

Pelagia no puede dormir, la dureza del arcón bajo su cuerpo y el terrible frío de sus pies la mantienen despierta. Está muy cansada, no ha parado en todo el día, pero esa noche, pese al cansancio, sus ojos se niegan a cerrarse. De pronto, escucha un rumor de pasos. Se incorpora asustada. Al momento alguien golpea suavemente el cristal de la ventana de la cocina. Pelagia salta del arca y se dirige a tientas, en medio de la oscuridad, con los brazos extendidos al final de la cocina, donde se escuchan los pequeños golpes. Casi a ciegas logra abrir muy despacio la contraventana.
Envuelto en las sombras puede descubrir la silueta de Dimitri, aunque en realidad sólo adivina el blanco de sus dientes. El bombero atraviesa la ventana con rapidez, pasando a la cocina. Se abraza con fuerza a la joven. Después se despoja de su capa y la cuelga a ciegas en un clavo que hay cerca de la estufa. Pelagia tira al suelo la raída manta y se acuesta junto a su amor: el bombero que, desde que le conoce, la hace soñar con un mundo mejor. Permanecen en silencio, muy abrazados, hasta que sus cuerpos entran en calor. Sólo entonces empiezan a besarse con pasión.
Dimitri lleva dos años en el cuerpo de bomberos y espera que le llegue pronto el nombramiento de su plaza fija. Entonces su sueldo se incrementará en unos cuantos rublos más y, aunque Pelagia tendrá que seguir trabajando, ya no lo hará todo el día, sólo por las mañanas, las tardes serán para atender su propia casa y estar juntos.
También la cocinera sueña con ese mañana, no soporta la casa donde trabaja y mucho menos a los señores: los seres más mezquinos de todos los que ha conocido. Pero ahora no es cuestión de pensar en el futuro. Mejor dar rienda suelta a la pasión que les embarga. Dimitri deshace la trenza a la joven cocinera, al tiempo que le dice casi en un susurro.
- No soportaba otro día sin verte. Te necesito cada vez más junto a mí.
- Pronto estaremos unidos y en una cama mullida -contestó la joven-. Prométeme que será la cama más cómoda de todo el mundo.
El joven la besa con dulzura, al tiempo que le asegura:
- Aunque no podamos tener otros muebles, te juro que dormirás como una reina.
Pelagia empieza a quitarse el abrigado camisón de franela cuando le parece escuchar voces y pasos en la habitación de los señores. Le pone la mano en la boca a Dimitri al tiempo que le dice muy bajito que escuche.
La voz de la señora se oye muy fuerte. Pelagia le pide a su enamorado que corra a esconderse en la despensa. Mientras, ella a tientas, en la oscuridad, recoge la manta del suelo y se vuelve a poner sobre el baúl. Al momento escucha cómo se abre la puerta de los amos y oye cómo el señor se acerca al dormitorio de los niños y cruza unas palabras con la niñera, pero no puede entender lo que dice. En pocos segundos, y con pasos vacilantes debido a la oscuridad, se acerca el señor Gaguin que la llama:
- Pelagia, Pelagia.
La muchacha, intentando hablar con voz soñolienta, contesta:
- ¿Qué ocurre señor?
- Vamos, Pelagia, deja de hacerte la tonta, quiero saber ahora mismo quien entró por la ventana.
- ¿De qué me habla, señor? Le juro que no entiendo nada.
El señor Gaguin muy sofocado la increpa:
- Así que, ¿no sabes nada? Dile ahora mismo a ese bombero que salga por donde entró.
Pelagia comienza a llorar al tiempo que dice:
- ¿Cómo puede decir el señor una cosa así de mi? ¿Cuándo le he dado yo motivo de queja? El que sea pobre no significa que me tengan que humillar de esta manera.
El señor Gaguin algo confundido carraspea, al tiempo que intenta suavizar la situación.
-Vale, vale, no te pongas así, la señora estaba en la ventana y dice que vio entrar una sombra por la cocina, con tanta oscuridad se habrá despistado. Sigue durmiendo. Espera, ¿sabes dónde está mi bata?
Pelagia, con voz aún llorosa, responde:
– Perdone el señor, me olvidé de dejarla en su dormitorio. Está colgada en el clavo, junto a la estufa.
El señor Gaguin se dirige a tientas donde está el clavo, toca la bata, la descuelga, se la pone sobre sus hombros y se marcha.
Mientras, la cocinera aprieta con fuerza sus manos sobre el corazón que le galopa fuertemente. Cuando la puerta de los señores se cierra. Pelagia va a tientas a la despensa, llama a Dimitri y le dice que tiene que marcharse. El bombero obedece. Va hacia el clavo donde dejó colgado su capote, tantea, pero lo encuentra distinto, lo descuelga y busca su insignia de bombero, no la encuentra y se lo dice a Pelagia, quien busca una cerilla que se dispone a encender. Cuando lo hace los dos se quedan blancos, sin una gota de sangre en sus cuerpos. Lo que tiene Dimitri en sus manos, es la bata del señor Gaguin.

Ejercicios de intertextualidad inspirados en el relato de Chejov "En la oscuridad"


Una vida... en la oscuridad


Confusa y perdida recordó que, antes de que el sol se hubiese ocultado, había hecho su última ingesta de comida y que, después de ello, la digestión del delicioso manjar fue la inductora a aquel amodorramiento. Así pues, su conciencia del transcurrir del tiempo hizo su escapada al deseado paraíso del sueño reparador.

Al abrir los ojos, fue consciente de que se hallaba en medio de la más absoluta de las oscuridades y con unas ganas locas de tomar líquido, lo que fuese, pero líquido, que aplacara aquel tremendo vacío de su estómago.

Primero estiró su cuerpo e hizo un vano intento por acomodar sus ojos a las tinieblas. ¡Nada!, ni un reflejo de la luna, ni la tenue luz de una lejana vela que suavizase aquella negrura. Sintió una sed acuciante, pero la prudencia aconsejaba tener cautela con el terreno desconocido... Recordó las historias que había escuchado a sus mayores y las muertes de sus hermanas irreflexivas. ¡En ella, la prudencia y su alerta constante, fueron siempre sus mejores aliadas!

Despacio, se desplazó unos metros por aquella superficie resbaladiza; los nervios empezaban a restarle aire a su organismo... O, ¿tal vez estaba cerrada la ventana y era ella la culpable de su ahogo? Por fin, haciendo acopio de todas sus fuerzas y la valentía que tenía guardada, dio un pequeño salto para comenzar el vuelo... Ziuuuuuuuuu... ziuuuuuuuuuuuu

Dos o tres vuelos por la estancia, sin tropiezos, la hicieron sentir cierta confianza en su capacidad de orientación... Repitió los movimientos, esta vez con mayor aplomo, hizo unas ligeras modificaciones en sus coordenadas... Ziuuuuu, ziuuuuuuuu, ziuuuuuuuu.

¡Mejor, sí, mucho mejor! En el último vistazo, a su izquierda, vio una oquedad con cierto brillo. Estaba segura de haber visto algo de líquido y, su instinto le decía, que no era cuestión de perder tiempo. Se lanzó en un vertiginoso vuelo a su destino. Entró con el impulso de la velocidad que obtuvo... Se enredó en un enjambre de vellosidades que dificultaron su aterrizaje y, antes de darse cuenta..., salió disparada del lugar con un gran estruendo y envuelta en un líquido pegajoso.

El consejero suplente Gaguin, en su magnífico estornudo, no sólo despertó a su esposa María Michailovna, ni con su brutal movimiento se limitó a mover los resortes de su cama sino que, dormido y sin conciencia de hacerlo, puso fin (con un golpe certero) a la existencia de una atolondrada mosca de mediano tamaño perdida en la oscuridad de su alcoba.




Gloria Grau 21-febrero-2008


Ejercicios de intertextualidad


A continuación, e inspirándonos en el relato de Chejov, iremos publicando una serie de trabajos de las alumnas del taller. Serán como estas matriuskas: de la historia del maestro las discípulas nos hemos inspirado para dar a luz a esta serie de cuentos.

martes, 4 de marzo de 2008

Lecturas de autores consagrados. Comentario al texto de Chejov "En la oscuridad"

Ivan Constantinovich Aivasovsky
La novena ola - 1850

Como bien habéis sabido ya ver, se trata de un relato escrito en tercera persona por un narrador omnisciente (el que todo lo ve, todo lo sabe: pasado, presente y futuro, y el que juega con los personajes teniéndolos a su entera disposición).
El comentario de Cristina me ha hecho mucha gracia, se ha fijado incluso en las repeticiones, es decir, le ha dado un repaso técnico que buena falta le hace. Al tratarse de un texto traducido, con seguridad todos esos fallos no los cometió el autor, Chejov, sino la persona que le tradujo o quien, a la hora de publicar los relatos, no hizo que un corrector técnico puliera el estilo.
No obstante, y ya puestos a hablar de estilo, parece que el autor es, de por sí, alguien sencillo. Sus historias son fáciles de leer y de entender pues son capaces de llegar a un sinnúmero de personas debido a esa sencillez del lenguaje empleado. Al menos, después de leerle, diría que, hasta la saciedad, todas sus obras me han parecido igual de amenas y fáciles dentro de su dificultad, porque a veces lo fácil es muy difícil de conseguir. Es irónico, mordaz, se nota su pequeño grado de misoginia que siempre sale a relucir en boca de sus personajes masculinos.
Isa también se fijó en el título, pieza muy importante a la hora de escribir. Los títulos, por sí solos, nos cuentan una historia o nos dan pistas sobre lo que vamos a leer (aunque también hay otros que, por más que le busquemos un significado, algo que lo una al texto, es imposible hallarlo). En este relato, “la oscuridad”, es la base de todo él y que el autor repite para que no se nos despiste. Habla de oscuridad porque transcurre de noche. Es oscuro porque el personaje masculino se mueve entre las sombras. Hay oscuridad, sobre todo, y esa es la metáfora, en la vida de Maria Michailovna; una mujer que no ve más allá de sus narices, miedosa de sus bienes terrenales, preocupada más por ellos que por las personas. Un personaje, como todos, apenas esbozado pero que, gracias a los diálogos que son ágiles y familiares, nos dan las pautas de la forma de ser de cada uno de ellos. Y los personajes que pululan por la historia, se les vea o no, son bastantes:
- María Michailovna, protagonista. Su nombre, derivado del arameo, significa: Señora.
- Vasili, antagonista. Esposo, es quien le da la réplica. Su nombre, derivado del griego, significa: Rey, realeza, principesco, regio.
- Los niños, a los que ni se ven ni escuchan, sólo se les cita de pasada.
- Vasilia, la niñera, igual que los anteriores.
- El sereno.
- La sombra, que de repente se convierte en una vaca o un caballo, un poco más abajo, en el párrafo siguiente es un ser humano, luego un ladrón y medio párrafo después unos bandidos.
- El sereno.
- El bombero.
- Pelagia, la cocinera. Su nombre, derivado del latín, significa: hombre de mar, el que pertenece al piélago y en uno, más o menos hundida, vive la mujer: bajo una escalera, duerme sobre un arca bajo las cacerolas…
- Los veraneantes.
- Una tal Mavra.

Una buena metáfora: “Es una costumbre inmemorial […] que el bombero vaya a visitar a las cocineras”. No creo que necesite explicarla. Personificación: “…la cama se estremeció y los resortes, alarmados, gimieron”.

La perla misógina: “…reflexiona en tu cerebro de mujer, tu cerebro microscópico”.

Cosa extraña, la cocinera se revuelve contra su señor cuando éste viene a preguntarle por el “bombero”: “Pero ¿me quiere hacer perder la cabeza, señor? ¡Vamos!... ¿Me cree tonta? Me paso todo el santo día trabajando, corro de un lado para otro, sin parar ni un momento, y ahora me sale con esas historias. Gano cuatro rublos al mes..., tiene una que pagarse su azúcar y su té, y con la única cosa con que se me honra es con palabras como ésas... ¡He trabajado en casa de comerciantes y nunca me trataron de una manera tan baja!”. Pelagia compara a otros señores a los que ha servido, comerciantes como dice, con los actuales. Los primeros, los comerciantes, por lo general personas poco preparadas intelectualmente pero dotadas para las habilidades de la compra-venta, es decir, del comercio, le son mejores que los actuales: la burguesía acomodada, más aún, forman parte de la nobleza y a éstos se les presupone un mayor nivel intelectual, por lo tanto unos modales más refinados, pero se puede ver a las claras las diferencias sociales.
Después de la riña entre Vasili y la cocinera tampoco él sale muy bien parado, queda frente al lector como un calzonazos, corta la discusión con la excusa de que es su mujer quien le ha enviado.
Pudiera decirse que el final del relato es casi de los llamados en “corte de manga”, la señora tiene un nuevo quebradero de cabeza: “su marido tiene un lío con la cocinera”. No piensa en si lo que elucubra es o no real, pero ella lo cree con la transparencia del vidrio, paradoja que nos habla de la oscuridad con la que ve todo cuanto sucede a su alrededor. Y, no es capaz de pensar que en la casa, además de Pelagia, está Vasilia, la niñera...
Digo que se trata de un final casi en corte de manga (de los que terminan de forma abrupta, te dejan con la boca abierta y sin saber muy bien qué pensar), porque por muy raro que suene se trata de, a mi parecer, un final redondo. Me explico: viendo el comienzo del relato, esa “mosca de mediano tamaño” que recuerda a la figura de Maria, único personaje del que se dice que es “rubia, robusta y regordeta”, casi inmediatamente después de hablar de la mosca, ese bicho molesto que se le mete a Gaguin en la nariz y le hace estornudar… Esa mosca, digo, es la personificación de su mujer. La rubia esposa recuerda, por su persistencia, porque parece, con perdón, una mosca cojonera, el peludo animalito.

Juana Castillo

Lecturas de autores consagrados. Comentario al texto de Chejov "En la oscuridad"

Alexei Savrasov - Han llegado los grajos - 1871

El narrador es una voz en tercera persona. Para mi, la protagonista, es Maria Maichailovna, como instigadora de todo lo que ocurre a continuación.
Hay varios personajes: el sereno, los veraneantes, los niños, la cocinera, la niñera, el bombero...
El diálogo es fluído, directo e insertado en el texto.
Existe una pequeña descripción del paisaje: desde la ventana Maria Michailovna distingue las siluetas de los árboles, la leve palidez. Chejov también describe de forma somera a MARIA.
No se percibe paso del tiempo, la acción discurre en apenas unos minutos.
El lenguaje es sencillo y el estilo parece realista.
Me parece un titulo acertado para el cuento. He sacado la impresión que no se refiere a la falta de luz de la estancia. Para mi es más la actitud que tiene María con respecto a las cosas. Ella está en su mundo, en su oscuridad. Le importan más los convencionalismos sociales que lo que ocurre en realidad a su alrededor (por ej., la cocinera durmiendo encima del arca). Como en casi todos los cuentos Chéjov pone de manifiesto la diferencia de las clases sociales de su época. Me ha gustado aunque no tanto como "LA Tristeza", aquí ciertos comentarios del marido un poco despectivos pero en tono de broma dan un toque sarcástico a la historia. Aunque el fondo dice mucho más de lo que parece. Puedo imaginar lo que pensará la "ciega Maria" al descubrir a su marido con el capote de bombero.


Isabel Fraile

Lecturas de autores consagrados. Comentario del texto "En la oscuridad" de Chejov

Isaac Levitan - Lago - 1900

La verdad es que reconozco mi ignorancia sobre los cuentos de este autor, yo sabía de sus obras de Teatro, pero desconocía que era tan buen cuentista. He guardado una página donde vienen un montón de cuentos o relatos cortos, yo aún no sé diferenciarlos.
Prometo ir leyéndolos poco a poco, para conocer mejor al autor.
En la oscuridad, me ha gustado bastante, ya que a mi me encantan los relatos cortos. Todo pasa en muy poco tiempo, hay varios personajes, pero hablar sólo lo hacen el matrimonio y la cocinera, bueno la niñera también dice una frase. Tiene muchos diálogos, el cuento en si es puro diálogo, todos ellos en lenguaje sencillo. Creo que el autor aprovecha para criticar la diferencia de las clases sociales al decirnos que Pelagia duerme en la cocina, bajo las cacerolas. También la actitud hipócrita de la esposa, que se escandaliza que la visite un bombero y no de que duerma sobre un arca en la cocina.
Para mi tiene su chispa de humor, pero sin dejar de lado la tristeza que caracteriza a los escritores rusos.

Pepi Núñez

lunes, 3 de marzo de 2008

Lecturas autores consagrados: Comentarios al relato de Chejov "En la Oscuridad"

Catedral de San Basilio - Moscú

Comentario de texto:

Como todos sus relatos está ambientado en la Rusia de finales del s. XIX. Lo narra un narrador que no es protagonista. Tiene un montón de personajes, Gaguin, María Michailovna, el ladrón, el sereno, Mavra, el bombero, Pelagia, los niños, el procurador, el doctor... Los protagonistas son Gaguin y su mujer María.
Todo el texto es puro diálogo y utiliza un lenguaje sencillo.
No existe descripción de los personajes, únicamente se hace referencia al aspecto físico de María, al decir que es regordeta y robusta, pero a todos hay que imaginarlos en función de su lenguaje y de sus comentarios.
Es un relato de humor, pero con tintes tristones. Se describen las miserias de las clases más desfavorecidas al describir, cómo la cocinera, duerme en su lugar de trabajo sobre un banco, por ejemplo.
Utiliza los puntos suspensivos constantemente para separar las frases de sus personajes, mientras estos piensan.
Transcurre durante una noche de verano, en la casa de Gaguin que está situada en el campo.
Refleja a través de sus comentarios la época en la que nos encontramos, época en que el cerebro de la mujer es considerado menor que el del hombre (según el relato: microscópico) y en el que las señoras, para ejercer presión sobre sus maridos, amenazaban con desmayarse.
Es divertida la manera que tiene de describir una escena tras otra (las que surgen de la imaginación de María) con tan sólo cuatro frases cortas, como si de una fotografía se tratase. Es un relato ligero que provoca una sonrisa.
Me ha gustado esta comparación: "Estaba tan oscuro como en un barril tapado,"
A mi parecer, repite demasiado las ciertas palabras y tiempos verbales en los tres primeros párrafos que provocan pequeñas cacofonías: "Una mosca de mediano tamaño se metió en la nariz del consejero suplente Gaguin. Aunque se hubiera metido allí por curiosidad, por atolondramiento o a causa de la oscuridad, lo cierto es que la nariz no toleró la presencia de un cuerpo extraño y dio muestras de estornudar. Gaguin estornudó tan ruidosamente y tan fuerte que la cama se estremeció y los resortes, alarmados, gimieron. La esposa de Gaguin, María Michailovna, una rubia regordeta y robusta, se estremeció también y se despertó. Miró en la oscuridad, suspiró y se volvió del otro lado. A los cinco minutos se dio otra vuelta, apretó los párpados, pero no concilió el sueño. Después de varias vueltas y suspiros se incorporó, pasó por encima de su marido, se calzó las zapatillas y se fue a la ventana.
Fuera de la casa, la oscuridad era completa. No se distinguían más que las siluetas de los árboles y los tejados negros de las granjas. Hacia oriente había una leve palidez, pero unas masas de nubes se aprestaban a cubrir esta zona pálida. En el ambiente, tranquilo y envuelto en la bruma, reinaba el silencio. Y hasta permanecía silencioso el sereno, a quien se paga para que rompa con el ruido de su chuzo el silencio de la noche, y el estertor de la negreta, único volátil silvestre que no rehuye la vecindad de los veraneantes de la capital.
Fue María Michailovna quien rompió el silencio. De pie, junto a la ventana, mirando hacia fuera, lanzó de pronto un grito. Le había parecido que una sombra, que procedía del arriate, en el que se destaca un álamo deshojado, se dirigía hacia la casa. Al principio creyó que era una vaca o un caballo, pero, después de restregarse los ojos, distinguió claramente los contornos de un ser humano. Luego le pareció que la sombra se aproximaba a la ventana de la cocina y, después de detenerse unos instantes, al parecer por indecisión, ponía el pie sobre la cornisa y... desaparecía en el hueco negro de la ventana. "¡Un ladrón!", se dijo como en un relámpago, y una palidez mortal se extiende por su rostro. En un instante su imaginación le reprodujo el cuadro que tanto temen los veraneantes: un ladrón se desliza en la cocina, de la cocina al comedor..., en el aparador está la vajilla de plata..., más allá el dormitorio..., un hacha..., los rostros de unos bandidos..., las joyas... Le flaquearon las piernas y sintió un escalofrío en la espalda."

Cristina Ghiorghiu
trucos blogger

EFEMÉRIDES QUE NO DEBEN DE SER OLVIDADAS

EFEMÉRIDES QUE NO DEBEN DE SER OLVIDADAS

14 de Febrero - DÍA DE SAN VALENTÍN

14 de Febrero - DÍA DE SAN VALENTÍN
Picad sobre la imagen para saber más de la historia del santo y de esta efeméride.

21 de marzo: Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down

21 de marzo: Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down
(Pica sobre la imagen).

21 de Marzo-Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial

21 de Marzo-Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial
(Pica sobre la imagen)

Agua para todos

Agua para todos
22 de Marzo, día Mundial del Agua

17 de Junio

17 de Junio
Día Mundial de lucha contra la Desertificación y la Sequía (Pica sobre la imagen)

22-IV-2011 - Día Mundial de la Tierra

22-IV-2011 - Día Mundial de la Tierra
(Pica sobre la imagen)

25 de Noviembre Día Internacional Contra la Violencia Hacia la Mujer

25 de Noviembre Día Internacional Contra la Violencia Hacia la Mujer
TODOS LOS DÍAS SON 25 DE NOVIEMBRE

Día de los derechos del Niño: 20-XI-09

Día de los derechos del Niño: 20-XI-09
Convención sobre los Derechos del Niño. (Pica sobre la foto).

ONG´S

ONG´S

Amnistía Internacional

Asociación 11-M

No a la pedofilia

Save the children

UNICEF

Vídeos YouTube

Loading...

"Su Excelencia" (Discurso completo) - Mario Moreno Cantinflas

Buscón de la RAE

Real Academia Española de la Lengua

Real Academia Española de la Lengua
Diccionario

Traductor Google

Traductor

La voz de la palabra escrita internacional

Unión Hispanoamericana de Escritores

ERES LO QUE ESCRIBES ERES COMO ESCRIBES

IBSN

IBSN: Internet Blog Serial Number 1954-12-20-77

Quiero Crear un Blog


crear blog

Páginas vistas en total

Yo no fumo, ¿y tú?

Blog sin Humo

NOTICIAS

NOTICIAS

El libro es un lujo que sólo se huele

El libro es un lujo que sólo se huele
Parece un espacio mágico arrancado de El Cairo de Naguib Masouf o el Bagdad de Las mil y una noches, un remanso de paz en el que no se escuchan los cláxones de los automovilistas impetuosos que parecen dialogar entre ellos desde sus bocinas. La librería Behzad es un oasis, un lugar hermoso y desordenado repleto de libros, cuadros, mapas, postales, fotografías y polvo, sobre todo mucho polvo (el sello de Kabul), en el que cada objeto parece guardar un equilibro perfecto con el que tiene al lado. (Pica sobre la imagen).

Tras los pasos de la sutil memoria de Machado en Segovia - 26-IX-2010

Tras los pasos de la sutil memoria de Machado en Segovia - 26-IX-2010
Escultura homenaje a Machado delante del Teatro Juan Bravo de Segovia. El escritor vivió 13 años en la ciudad castellana, en la que conoció a Guiomar y vivió grandes momentos pero con la que mantuvo una relación en cierto modo distante. (Pica sobre la imagen).

ARQUEOLOGÍA

ARQUEOLOGÍA
La civilización 'yope' muestra sus tesoros. En la foto Juego de Pelota en la zona arqueológica de Tehuelco - México. (Pica sobre la foto).

El almacén de las momias

El almacén de las momias
Los periodistas que estuvieron presentes describen emocionados una escena que bien podría haber salido de 'En busca del Arca Perdida' o cualquiera de sus secuelas. El interior de la tumba faraónica, 2.600 años en la oscuridad, sólo estaba iluminado por antorchas y por los focos de las cámaras de televisión invitadas al evento. (Pica sobre la imagen).

La Unesco protegerá los yacimientos del fondo del mar a partir de enero

La Unesco protegerá los yacimientos del fondo del mar a partir de enero
20 países la han ratificado, entre ellos España, Cuba, Ecuador, México, Panamá y Paraguay. (Pica sobre la foto).

ARTE

ARTE
'La duquesa de Osuna' - Museo Romántico. Retrato familiar de la Duquesa de Osuna como dama de la Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa, Agustín Esteve (1796-1797).

Una «Capilla Sixtina» de 3.500 años

Una «Capilla Sixtina» de 3.500 años
«¡Alá u-Akbar!» (¡Dios es el más grande!) es lo que exclamó rais Ali Farouk cuando entró, junto a José Manuel Galán, a la cámara mortuoria de Djehuty. Ante sus ojos se revelaba una imagen que nunca nadie «hubiera imaginado en sueños encontrar: una Capilla Sixtina del 1500 a.C», confesaba ayer Galán, director de la campaña arqueológica hispano-egipcia que lleva por nombre Proyecto Djehuty y que desde hace ocho años se desarrolla en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en la orilla occidental de Luxor (antigua Tebas)... (Pica sobre la imagen).

La casa de la playa de Diego Rivera

La casa de la playa de Diego Rivera
Las autoridades mexicanas estudian la compra de una casa con vistas al mar en Acapulco, propiedad de los herederos de la fallecida coleccionista Dolores Olmedo, en cuyas paredes su amigo, el pintor Diego Rivera (1886-1957), dejó cinco murales con motivos prehispánicos. (Pica sobre la imagen).

Las entrañas de la Alcazaba de Almería

Las entrañas de la Alcazaba de Almería
La Alcazaba de Almería abre al público uno de sus rincones más secretos: las mazmorras. La actividad denominada El espacio del mes, con la que el monumento ofrece una lectura más detallada sobre algún elemento del recinto con visita guiada, se ha ampliado ante la expectación que ha levantado este lugar de cautiverio. Las mazmorras pueden verse los miércoles, jueves y viernes de septiembre a las 18.30. (Pica sobre la imagen).

Revolución en el museo de Orsay

Revolución en el museo de Orsay
"Quiero que el siglo XIX no se acabe nunca". La frase, en palabras de Guy Cogeval, director del Museo de Orsay, resume la misión que se ha marcado: poner patas arriba el mayor museo mundial de arte del XIX. Una auténtica revolución que ya ha comenzado y que supondrá el salto al siglo XXI de una institución que nació en 1986 como una de las mayores apuestas francesas en la historia del arte. Uno de los beneficiados será España: un centenar de joyas de Orsay aterrizarán el año próximo en la Fundación Mapfre de Madrid, como primera etapa de todo un periplo internacional. (Pica sobre la imagen).

Si es un 'miguel ángel', es un chollo

Si es un 'miguel ángel', es un chollo
'El tormento de San Antonio', la que se supone que es la primera obra de Miguel Ángel Buonarroti, elaborada cuando tenía unos 12 años, ha sido comprada por un museo de Texas (EE UU), señala The Guardian. (Pica sobre la foto)

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Descubren el planeta extrasolar más pequeño, algo mayor que la Tierra. (Pica sobre imagen).

Así eran los primeros relojes

Así eran los primeros relojes
Es un pequeño objeto dorado que Cosimo I de Medici, Duque de Florencia, levanta con la mano derecha en un óleo pintado en 1560 por Maso da San Friano. Este mecenas de las ciencias del siglo XVI mira al espectador 450 años después con cierta arrogancia. No es para menos, sostiene una pieza de tecnología punta de su tiempo: un reloj. (Pica sobre la foto).

Detectan una especie de peces destructores en las costas del Caribe de Guatemala

Detectan una especie de peces destructores en las costas del Caribe de Guatemala
Guatemala, 13 sep (EFE).- Un grupo de biólogos marinos detectó la presencia de una especie de peces destructores en las costas del Caribe guatemalteco, cuya masiva reproducción podría poner en peligro al ser humano. (Pica sobre la imagen).

El gran cometa Donati como lo trazó William Dyce

El gran cometa Donati como lo trazó William Dyce
El artista escocés pintó el cuadro sólo meses después del descubrimiento de este cuerpo celeste por un astrónomo italiano. (Pica sobre la imagen)

La historia de Urania, musa de la astronomía

La historia de Urania, musa de la astronomía
La creación de esta divinidad menor hija de Zeus demuestra la importancia de esta ciencia desde la antigüedad -Año internacional de la Astronomía-. Los griegos de la antigüedad plasmaron los grandes misterios de la creación en una gran variedad de mitos. La Teogonía escrita por el poeta beocio Hesíodo en el siglo VII a. C. contiene los primeros relatos estructurados sobre el origen del universo, los dioses y el ser humano, partiendo de mitos y poemas procedentes de una tradición oral. Las musas eran divinidades menores hijas de Zeus y la titánide Mnemósine (la Memoria). Según Hesíodo eran nueve: "Ella dio a luz a nueve jóvenes de iguales pensamientos, aficionadas al canto y de corazón alegre, cerca de la más alta cumbre del nevado Olimpo". Se movían entre el Olimpo, al que eran llamadas a menudo por Zeus para alegrar sus fiestas, y el monte Helicón, donde formaban bellos coros y recorrían sus ríos y valles. (Pica sobre la imagen)

La NASA difunde unas fotos tomadas por las nuevas cámaras del telescopio Hubble

La NASA difunde unas fotos tomadas por las nuevas cámaras del telescopio Hubble
Washington, 9 sep (EFE).- La NASA difundió hoy espectaculares fotografías de galaxias, estrellas y nebulosas captadas por las nuevas cámaras del telescopio espacial Hubble. (Picad sobre la imagen para saber más)

Google+ Followers